ANIMALES

Muchas personas "bailan" cuando tienen ganas de ir al baño, y hay varias teorías al respecto

November 29, 2017 18:11

Seguramente te ha pasado que vas en el auto y hay mucho tránsito, entonces... ¡Te dan ganas de ir al baño! Llevas ya varios minutos así y las ganas se han vuelto una emergencia, empiezas a sentir que sudas frío, te cuesta trabajo concentrarte, tus habilidades cognitivas ya no funcionan adecuadamente, ¡estás en agonía! ¿Qué se hace en estos casos?

ruigsantos / Shutterstock.com

Primero que nada, debes decidir dónde y cuándo vas a vaciar la vejiga y mientras eso sucede, probablemente estás 'bailando'. Literalmente. La mayoría de nosotros hemos hecho el "baile" en algún momento de desesperación, y no solamente cuando éramos niños. Pero ¿sabes cuál es el propósito de moverse para un lado y para el otro cuando la vejiga está llena?

bioraven / Shutterstock.com

Hay un par de teorías. Por ejemplo, es probable que lo hagamos para sentir que tenemos control y que no nos ganará y hará pasar un momento muy incómodo. Probablemente no sea muy efectivo, peor puede engañar a la mente para que pensemos que eso nos dará un poco más de tiempo.

Quizá te interese: La versión masculina de la menopausia se llama andropausia, y también tiene sus síntomas molestos

Otra idea del por qué necesitamos mantenernos ocupados cuando queremos ir al baño, está relacionada con la distracción. Cuando estamos en una complicada situación psicológica, buscamos consuelo en cualquier agente externo que nos libere un poco del sufrimiento o la angustia. En situaciones sociales complicadas, salir a correr nos ayuda a relajarnos, o ¿qué tal cuando golpeamos los dedos en la mesa porque estamos esperando una respuesta importante? Cuando la presión por ir al baño nos invade, bailotear nos distrae y ayuda a calmar las ganas unos minutos más.

Carsten Medom Madsen / Shutterstock.com

La teoría más probable, es que el baile que hacemos cuando tenemos ganas de ir al baño es un tipo de comportamiento de desplazamiento rítmico. Cuando nos enfrentamos al conflicto, está en nuestra naturaleza movernos de una forma rítmica. Cuando nos enfrentamos a alguna emergencia, la ansiedad también nos produce esos movimientos.

A fin de cuentas, los bailes no ayudarán a que desaparezca la urgencia, solo puede distraernos temporalmente. Y aunque no es peligroso si de repente llegamos al límite de lo que la vejiga puede soportar, si esto pasa seguido, podemos perder la habilidad de 'descargar' completamente la orina.

Así que cuando tengas que ir al baño, ve al baño.

Fuente: Howstuffworks

Quizá te interese:

Además de agradable, una siesta de 20 minutos proporciona beneficios para la salud y la productividad