PSICOLOGÍA

El bebé era el encargado de entregar los anillos en la boda, pero se quedó dormido a la mitad del camino

November 16, 2017 14:42

Las bodas son eventos que suelen durar casi un día entero, muchas incluso empiezan con las celebraciones días antes de la ceremonia principal y, sin duda, no son para todos. Mucho menos para los más pequeños, pues tienden a aburrirse o a quedarse dormidos.

Ésto fue lo que le sucedió a Roselee Sadek, una mamá que se iba a casar y no podía dejar afuera a su bebé, Max. A ella se le ocurrió que su pequeño tuviera una función muy especial en la ceremonia y le otorgó la tarea de ser quien entregara los anillos. Como Max aún no camina, decidieron darle un toque original a su participación y lo subieron a un carrito con control remoto.

El gran día llegó y era el momento de Max para entrar en su carrito, pero hubo un pequeño problema: el bebé no pudo controlar su sueño y se quedó dormido sosteniendo el volante de una manera muy graciosa.

Quizá te interese: En medio de la sesión de fotos de boda, uno de sus caballos decidió hacer lo propio, y le sonrió a la cámara

Los invitados lo tomaron con el mejor humor y no pudieron contener la risa, pues el bebé luchaba por mantenerse despierto.

El encargado de manejar el control del carrito lo intentó llevar hasta el final, pero era tal el cansancio del bebé que mejor lo sacaron y, después de una siesta, disfrutó del evento al lado de su familia.

Sin duda, ¡el bebé Max fue el rey de la boda! Roselee compartió los divertidos videos en su Instagram e incluso ella se ríe del momento. ¿Has tenido una experiencia similar?

Fuente: ¡Hola! México

Quizá te interese:

7 Bodas de las telenovelas clásicas mexicanas que dejaron una huella en los corazones de los televidentes