VIDA REAL

Una extraña condición genética hizo que esta chica y su hermana gemela sean la misma persona

February 22, 2018 23:57

De enfermedades extrañas está lleno el mundo, eso es innegable. Pero en ocasiones se hace conocimiento de algunas que son realmente particulares y muy poco frecuentes. ¿Quién se podría imaginar que, de algún modo, y debido a una condición genética, dos personas podrían vivir en un mismo cuerpo? Aunque suena inaudito, ése el caso de Taylor Muhl.

Taylor Muhl, una joven cantante californiana notó durante su niñez que su cuerpo era distinto al de las compañeras de la clase de baile a la que asistía; ellas no tenían una línea en el medio de su cuerpo que los dividiese en dos pigmentaciones distintas. Cuando Taylor realizó su primera visita al médico por la preocupación que esa mancha le producía, le dijeron que simplemente era una marca de nacimiento y que no debía inquietarse porque no era peligrosa.

Los años siguieron pasando y, durante su adolescencia, los síntomas empezaron a manifestarse. Taylor estaba casi todo el tiempo enferma y su estado constante era de debilidad. Sus padres, preocupados, siguieron insistiendo con varios médicos hasta que, finalmente, cuando Taylor cumplió 20 años dieron con un diagnóstico acertado, la chica padecía una enfermedad muy poco común conocida como quimerismo.

Se trata de un trastorno genético que se da luego de la fecundación cuando dos cigotos se unen y forman uno solo, el cual termina siendo el único en llevar a cabo un desarrollo normal; es decir que, de algún modo, Taylor es su propia hermana gemela, ambas habitan en un mismo cuerpo y se fusionaron cuando aún estaban en el útero.

Quizá te interese: Mujer argentina marca precedente al estar embarazada de gemelos y mellizos… ¡al mismo tiempo!

La enfermedad no suena alarmante hasta que se toma en cuenta que se habla, entonces, de dos tipos de células distintas, con dos tipos de ADN, dos constituciones genéticas diferentes y dos sistemas inmunológicos distintos. De allí la causa de su debilidad y enfermedad constante. Su sistema inmunológico en realidad se mantiene en una lucha continua contra las células de su hermana gemela, pues para él son células extrañas. Como resultado, Taylor tiene un sistema inmunológico demasiado debilitado, tanto como el de un paciente con cáncer.

La manifestación de su enfermedad la hace alérgica a prácticamente todo, por lo que debe contrarrestar los efectos con muy buena alimentación y suplementos vitamínicos de por vida, además, debe tener cuidado especial con los mariscos, pues le suponen un peligro mortal. A pesar de que su enfermedad no es fácil de llevar, Taylor es optimista y afirma:

Puede ser muy frustrante, por lo que me obligo a valorar mi situación de manera positiva, pues de lo contrario no creo que ocurra nada bueno.

Cuando Taylor empezó a investigar sobre su enfermedad, descubrió que es muy escasa y que sólo hay registro de 100 casos en el mundo, además de que la información al respecto es muy limitada. Por ende, decidió mostrarse al mundo y difundir su enfermedad, ella misma afirma que decidió convertirse en “la cara visible de la enfermedad”.

Quiero transmitir a cualquiera que tenga una dolencia física o problema médico como yo que sepa que no está solo, que tiene apoyo y que, independientemente de sus circunstancias, puede alcanzar cualquier sueño o meta que persiga.

Además de eso, Muhl ha acabado con cualquier complejo que pudiese sentir con respecto a su cuerpo, pues la mancha en su abdomen ya no es un motivo de intimidación. Cuando le preguntan sobre su percepción sobre sí misma, ella asegura:

Siento es que importante mostrarme al mundo tal cual soy, pues en el negocio del entretenimiento hay una presión abrumadora para que todo sea perfecto dentro de un cierto estereotipo físico.

Quizá te interese: Aunque pareciera una fotografía trucada, lo cierto es que son dos gemelos idénticos o monocigóticos

Fuente: El Confidencial