PSICOLOGÍA

10 tips para mejorar la alimentación de los gatos obesos y ayudarlos antes de que salgan afectados

February 15, 2018 17:06

Si eres de esas personas que no pueden evitar enternecerse cuando ven un gato, seguramente, cuando ves a un gato obeso te dan demasiadas ganas de abrazarlo porque, seamos realistas, normalmente parecen osos de peluche y es rico acariciarlos. No obstante, que tu gato sea obeso y se vea hermoso no significa que tenga la mejor salud y nadie más que tú, su dueño, sabes que es importante cuidarlo. Por lo tanto, te damos algunas recomendaciones para cuidarlo.

gettyimages

1. Los dueños tienden a ignorar que su gato es obeso

Muchas veces pensamos que su obesidad es algo tierno o lindo. No obstante, muchos pueden ignorar que se trata de un problema de salud. Por eso importa tanto que nuestro gato sea atendido con la debida regularidad por su veterinario. Para reconocer si tu gato es obeso será fácil. Si lo ves desde arriba y tiene forma de reloj de arena, es probable que lo sea. Claro que, a veces puede ser muy peludo y se confunde. En ese caso, debes pasar tu mano por su costado y si sientes sus costillas, no hay obesidad.

2. A simple vista se puede notar

gettyimages

Como dijimos anteriormente, se puede notar a simple vista. Un gato promedio pesa entre 3,6 kg a 5,4 kg. Si se trata de un gato Maine Coone, estos pueden llegar a pesar hasta 9 kg en promedio. Igual, es importante que esto se revise con el veterinario certificado.

3. Cuida su alimentación

Poner comida de más no es una opción. No importa si te parece que debes hacerlo para que siempre tenga comida y para que no te pida más. Debes ser fuerte aunque te ponga una cara muy tierna al pedirte más comida o querer quitarte la tuya cuando estás comiendo. Si ya le serviste su porción, no hay que abusar.

4. Juega con tu gato

gettyimages

A veces no tenemos tiempo para jugar con nuestra mascota y cuando llegamos de nuestro trabajo estamos muy cansados. No obstante, unos 5 minutos de juego activo con él será perfecto. Una idea perfecta es hacerlo perseguir una cuerda o un hilo. Si tienes alguna linterna, puedes hacerlo perseguir la luz y así lo veras jugando a cazar. Esto lo hará moverse y hacer ejercicio.

Quizá te interese: Este joven turco tiene a sus gatos encantados gracias a la música que toca para ellos (Videos)

5. Modera los carbohidratos

La evolución de los gatos fue para ser carnívoros, lo que implica que su organismo está desarrollado para digerir una dieta alta en proteínas, pero no carbohidratos. Revisa el contenido del alimento que le estés dando o pregúntale a tu veterinario sobre qué podría ser mejor para tu mascota.

6. Evita tenerle siempre comida disponible

gettyimages

Como ya sabrás, a veces los gatos quieren comer sin parar y, aunque no coman en grandes cantidades como los perros, luego de poco tiempo de haberle servido, si te ve comiendo algo que le gusta, lo tendrás pegado a ti. Debes ser lo más estricto que puedas y asegurarte de que coma bien, pero evitando los excesos.

7. Las hembras tienden más a ser obesas

Si tienes gata en vez de gato, ellas son más propensas a engordar, por lo que debes prestar atención a su alimentación.

8. Si ya comió y te pide más, es sólo manipulación

gettyimages

Si comió hace poco la porción que le toca y ahora lo ves pidiendo más y más y tiene una insistencia que pareciera que se muere de hambre, pues puedes tener tu mente tranquila, ya que no va a morir. Es sólo una forma de convencerte. Pide insistentemente hasta que cedes porque su cuerpo no quiere perder peso. Por eso el siguiente punto.

9. Es más fácil evitar la obesidad que adelgazar

Los gatos pueden mantenerse en forma si los mantienes activos y bien alimentados. No obstante, si hay excesos, luego será difícil hacerlos adelgazar, ya que sentirá ansiedad y tratará de convencerte de que tiene mucha hambre para que le des más comida. No está de más que pidas recomendaciones de un experto.

10. Hay factores que influyen en su peso

gettyimages

Algunos factores son por ejemplo la genética, el ambiente en el que están o la temperatura. Los gatos de razas mixtas tienen la tendencia a engordar más que los de raza pura. Si el gato se encuentra en estrés, al igual que los humanos, la ansiedad le da ganas de comer más. Igualmente, en lugares con temperaturas bajas podemos notar que los gatos buscan mayor cantidad de comida para mantener el calor corporal.

Esperamos que con estas recomendaciones puedas evitar que tu gato sea obeso. Si ya lo es, esperamos que puedas hacer un buen trabajo para mejorar su salud. En ambos casos, recuerda que es importante y esencial que siempre aclares todas tus dudas con los expertos en veterinaria para conseguir las mejores soluciones y lo más saludable para esos tiernos felinos.

Fuente: Petdarling, Bekiamascotas

Quizá te interese: Son pequeños y muy tiernos, pero los gatos Gyra también son los más letales del mundo


Este artículo tiene fines informativos únicamente. Antes de utilizar la información proporcionada anteriormente, consulte a un especialista certificado. El uso de la información descrita anteriormente puede ser perjudicial para la salud. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no asume ninguna responsabilidad por los daños u otras consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada con anterioridad.