ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

6 ocasiones en que los poderosos de la iglesia han hablado de más y el Vaticano todavía no amonesta

February 14, 2018 16:42

La iglesia católica es una institución religiosa y política que ha existido por miles de años. El cristianismo, a pesar de haber sido perseguido por los romanos en sus tiempos, llegaron a establecerse en el mundo como una de las mayores religiones, pues abarca cada continente en gran proporción.

gettyimages

Si bien su filosofía habla sobre el amor, el perdón y los buenos valores, basados en la fe en Jesús, también es cierto que la iglesia católica ha sido protagonista de diversas declaraciones y acciones polémicas, relacionados con abusos de poder y tráfico de influencias. Algunos de sus representantes, es decir, obispos y arzobispos, han expresado opiniones que se podrían catalogar de discriminatorios y no han sido amonestados de ninguna manera por el Vaticano. Estos son algunos ejemplos de comentarios "aventurados" que han causado molestias en sus localidades.

1. Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife, España

El obispo de Tenerife comentó en 2007 durante una entrevista para un diario de España:

"Hay menores que desean el abuso e incluso te provocan".

Así como lo dijo, podría ser interpretado como una especie de justificación para el abuso de menores. No hubo ningún tipo de consecuencia para el obispo, ni siquiera una amonestación por escrito o verbal de parte de la mayor autoridad de la iglesia en el Vaticano. Actualmente, Bernardo sigue en su cargo como si no hubiese dicho nada malo. Pero sí ha hecho comentarios discriminatorios hacia la homosexualidad, a quienes ha catalogado de "enfermos".

2. André-Joseph Leonard, arzobispo de Bruselas-Malinas

Este arzobispo es también el presidente de la Conferencia Episcopal de Bélgica.

"El sida es un acto de justicia"

Estas palabras las pronunció en 2010 en una entrevista. A pesar de haber sido una declaración fuerte, siguió como arzobispo sin ningún problema hasta 2015.

3. Francisco Cases, obispo de Canarias

El obispo de Canarias no pudo contener su opinión cuando supo que un "drag queen" había ganado el carnaval de Las Palmas. Al expresar su indignación, catalogó el hecho como el "día más triste" y aseguró que era "más [triste] que el accidente de Spanair", el cual fue una catástrofe que ocurrió en 2008 cuando el vuelo 5022 de Spanair sufrió un accidente al despegar. Al igual que los casos anteriores, Francisco siguió en su cargo sin amonestaciones.

Quizá te interese: En lugar de concreto, un jardinero usó a la naturaleza para construir una iglesia muy original

4. Héctor Aguer, arzobispo de La Plata, Argentina

El arzobispo Héctor declaró en una entrevista que los abusos de menores se debían a la aparición del divorcio en la sociedad. En cuanto a su opinión sobre el matrimonio, declaró lo siguiente:

"dignificaba a la mujer y la ponía en un lugar de igualdad con el hombre".

Según el arzobispo, la igualdad de género sólo existe cuando hay un matrimonio. Del resto, al parecer opina que no somos iguales. Desafortunadamente, estas declaraciones quedaron impunes. Si tienes tiempo para oír la entrevista, acá te dejamos un vídeo con el audio de la entrevista en cuestión.

5. Luis Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona

En la época de la dictadura de Franco en España, una de las acciones atroces de la tiranía era robar los niños de sus familias. En este hecho, la iglesia colaboró y brindó apoyo a los franquistas. Cuando Martínez Sistach opinó sobre este tema, atenuó lo terrible de esos actos asegurando que para poder juzgar el robo de niños "hay que hacerlo con criterios de aquel tiempo", lo que se podría interpretar como una especie de llamado a "comprender" que hubo un contexto que los llevó a esas acciones. El arzobispo siguió en su cargo hasta 2015.

6. Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima

La declaración de Cipriani hace unos meses en una entrevista generó indignación, ya que justificó entre sus palabras los abusos a mujeres. El arzobispo dijo lo siguiente:

"Hay abortos de niñas pero no es porque hayan abusado de ellas, es porque la mujer se pone como escaparate, provocando".

La verdad, sus palabras sólo pudieron causar indignación entre gran parte de Perú, sobre todo por el hecho de que éste es el tercer país en el mundo con mayor cantidad de casos de violaciones a mujeres. Actualmente, el arzobispo sigue en el cargo y no hubo ningún tipo de amonestación de parte de alguna autoridad mayor a él.

Como podemos ver, estas declaraciones sólo pueden causar polémica y molestias entre las distintas comunidades, incluso dentro de los seguidores fervientes de la iglesia católica, ya que, ahora en el siglo XXI, hay más bien cierta tendencia a la inclusión y a entender que no hay nada que justifique el hecho de que una persona pase por encima de otra y viole sus derechos como ser humano.

Fuente: Publico

Quizá te interese: El Papa Franciso, amigo de los bebés y sus madres, sigue exhortando a amamantar en las iglesias