NOTICIAS

Qué dicen las formas, los colores y los olores de las heces fecales sobre tus hábitos alimenticios

February 27, 2018 17:40

Para muchas personas el tema de la deposición de heces fecales suele ser un tabú. Algunos llegan a padecer el estreñimiento, solo por no decir que necesitan ir al baño. Pero lo cierto es que, nuestras heces hablan mucho de nuestra salud. Por eso, hoy, hemos querido hacerte una breve descripción de lo que las formas, colores y olores de tus heces pueden estar diciendo de tus hábitos alimenticios.

1. Las formas.

Hay muchos estudiosos que han hablado e investigado del tema. Generalmente las personas estreñidas suelen padecer esta condición debido a la poca ingestión de fibras, legumbres y agua. Las heces de estas personas van a ser en trozos pequeños y endurecidos.

Por otra parte, cuando están conformadas de forma alargada, pero también se ven los trozos duros —otro de los casos del estreñimiento— esto podría deberse a la falta de hidratación.

Cuando las heces tienen una forma lisa y alargada indican que mantienes una buena alimentación, con equilibrio de todos los nutrientes requeridos y, además, una adecuada ingestión de agua.

Hacer heces pastosas o diarrea, puede ser resultado de una intoxicación ocasional, o de reacciones alérgicas a algunos alimentos que consumimos, como por ejemplo a la lactosa.

La forma también puede variar por contener restos de comida sin procesar, o sea, cuando vemos los alimentos propiamente. Esto puede indicar que nuestro sistema digestivo no logra procesar las comidas, es probable que sea porque comemos demasiado rápido, no masticamos bien la comida o ingerimos pocos alimentos sin cocinar.

QUIZÁ TE INTERESE: El color de tus heces puede decir mucho sobre tu salud… ¡Descubre cuándo debes acudir al médico!

2. Los colores.

Para comenzar, lo habitual o normal, debería ser que nuestras heces fueran de color marrón. Esto indica que tenemos buena salud, y que nuestra alimentación es adecuada, equilibrada y saludable.

Las heces verdosas, podrían indicar diversas cosas. Por ejemplo, podría ser que estamos consumiendo cantidades excesivas de alimentos verdes —como las verduras o colorantes alimenticios verdes—. También pueden ser consecuencia del paso rápido de los alimentos por el intestino delgado, lo cual no da paso al cambio de coloración —tener intolerancia a la lactosa y consumirla puede causar este tipo de eventos—.

Las heces negras, pueden ser provocadas por una gran cantidad de condiciones médicas y lo mejor es siempre consultar al doctor. Sin embargo, cuando se trata de episodios ocasionales, pueden ser resultado del consumo de ciertos alimentos como las morcillas, las remolachas, los arándanos, o cualquier de los que tienen demasiado hierro.

3. Los olores.

Siendo realistas, es difícil que nuestras heces huelan bien, pues se trata de un proceso de descomposición, no comemos perfume, así que no podemos pretender algo así. Sin embargo, debemos familiarizarnos con nuestros olores y aprender a reconocer cuándo cambian.

Por ejemplo, cuando el olor es más fuerte de lo habitual, podría deberse a la ingestión excesiva de proteína de origen animal. También podría estar relacionado con el cambio de un tipo de dieta a otro.

¿Qué te ha parecido? Seguro que ahora comenzarás a prestar más atención a tus heces y también a los alimentos que ingieres.

QUIZÁ TE INTERESE:

Sangrar al evacuar no sólo es síntoma de hemorroides, corre al médico pues podría ser algo más grave

Cáncer de colon: síntomas, factores de riesgo y cómo tratar de prevenirlo


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.