7 comportamientos habituales de las personas con poco dinero que sólo las hacen más pobres

Familia y niños

February 14, 2018 16:58 By Fabiosa

Es difícil vivir en la pobreza durante mucho tiempo. Los hábitos de vida, las responsabilidades y las tareas que debemos asumir suelen ser grandes y pesadas, y comienzan a nublar nuestro juicio para tomar decisiones certeras que nos ayuden a incrementar nuestra economía.

Por eso, hoy hemos querido compartirte algunos comportamientos habituales, que te alejan de mejorar económicamente.

1. No planificas tu presupuesto.

Muchas personas creen que por tener poco dinero están exentos de planificar qué dinero tienen y cómo o en qué gastarlo. Por el contrario, cuando eres capaz de organizar tus gastos en base a los ingresos que tendrás, podrás no solo usar el dinero real que tienes, sino también obtener un poco de ahorro.

2. Es más fácil asumir una deuda que una inversión.

Cualquier inversión es riesgosa, en una mayor o menor medida, aunque seas pobre o no. Sin embargo, muchas personas se niegan asumir este tipo de acción y en su lugar, incrementan sus deudas a través de los préstamos. Cuando pedimos prestado, las tasas de interés van aumentando con el tiempo, nosotros no tenemos más ingresos, y al final, acabamos con menos dinero.

3. Tus gastos exceden tus ingresos.

Las tarjetas de crédito pueden ser una bendición, pero también tu perdición. Cuando no controlas ni planificas tus gastos e ingresos, incurres en un gran error que comete muchas personas de escasos recursos: gastas más de lo que ganas. De hecho, la mayoría de los bancos afirman que las personas de menos recursos, son las que más deudas contraen por tarjetas de crédito.

QUIZÁ TE INTERESE: Este chico se valió de su ingenio para salvar a los leones, al ganado y a la economía de su pueblo

4. No puedes guardar el dinero extra.

A veces ocurre que hacemos un trabajo extra, o nos llega una bonificación no habitual. Pues el más recurrente error es gastar todo el dinero, en algo que hemos querido por mucho tiempo. Sí está bien darse algunos gustos de vez en cuando, pero cuando tu economía está deprimida, lo mejor es priorizar las cuentas por pagar, y el ahorro ¿acaso nunca piensas ahorrar?

5. Crees que ya habrá tiempo para ahorrar.

Este punto está muy relacionado con el 1, no estás acostumbrado a hacer un presupuesto, y por eso rara vez logras llegar a final de mes con algo de dinero en tus bolsillos. Pues, el ahorro no es solo un interés a largo plazo para el retiro, siempre pueden ocurrir eventualidades que hagan que necesites de ese dinerito que has logrado guardar.

6. Tus gastos de vivienda son elevados.

Está claro que cada cual tiene sus prioridades, y para algunos es muy atractiva la idea de vivir en una zona linda, agradable y bien dotada de servicios. Sin embargo, el mercado inmobiliario es voraz y termina sacándote hasta el 50% del dinero que ganas. Unos de los consejos de los especialistas financieros, es que los gastos de vivienda no sobrepasen el 20% de los ingresos.

7. Rara vez te das la oportunidad de invertir tu dinero en tu preparación profesional.

Cuántas veces no te has sentido embullado al ver uno de esos cursos donde aprenderás nuevas herramientas para mejorar tu trabajo. Pero luego, te juras que no debes gastar dinero en eso, pues necesitas reparar tu coche, o comprar una pantalla nueva. Y acaso te has preguntado si la reparación del coche o una nueva pantalla harán que tus ingresos aumenten. Pues seguramente sabrás que ¡no! Y aun así te niegas la oportunidad superarte, lo cual sí puede hacer que te suban el sueldo, por ejemplo.

Como ves, estos son consejos que debemos tener en cuenta, para poco a poco ir mejorando nuestra economía y eliminar el estrés por falta de dinero.

QUIZÁ TE INTERESE:

La nueva tendencia saludable, ecológica y ahorradora: la compra de alimentos “feos” para comer

Con sólo 27 años, se le conoce como el multimillonario más joven del mundo