RESRVE

¿Sabes por qué las cebollas nos hacen llorar?: Todas las razones y algunas medidas para evitarlo

April 6, 2018 19:55

¡Todo el que ha estado alguna vez en la cocina sabe cuán incómodo es picar la cebolla! Solo comienzas a trocearla y es como si estuvieras viendo la escena final del filme “Más allá del amor”. Durante mucho tiempo las personas se preguntaban por qué ocurría eso y ya un grupo de científicos logró descubrir por qué ocurre y cómo evitarlo.

giphy.com

¿Por qué la cebolla nos hace llorar?

La cebolla es una planta herbácea de la familia Allium Cepa, que tiene un ciclo biológico de 2 años. El bulbo, que es la parte que usamos para cocinar, se encuentra bajo tierra y durante ese período toma los nutrientes del suelo.

Veida / Shutterstock.com

A diferencia de otras plantas, la cebolla es capaz de absorber el azufre y hacerlo parte de su composición. Las reacciones químicas que se producen con esta sustancia química son las que precisamente estimularán las glándulas lagrimales a producir lágrimas.

¿Cómo es que la cebolla nos hace llorar?

Como ya mencionamos, el azufre de dispersa en la composición de la cebolla y a lo largo del proceso de formación del vegetal, reacciona creando otras sustancias. Entre ellas se encuentran unas enzimas llamadas alinasas, que son liberadas del interior del bulbo una vez que comenzamos a cortarlo.

giphy.com

Así comienzan todas las reacciones en cadena que nos podrán a llorar en breve. Las alinasas interactúan y forman un tipo de ácido sulfénico que, a su vez, al relacionarse con otra enzima llamada factor lacrimógeno sintasa dan como resultado el sulfóxido de tiopropanal ¡él es el verdadero causante de las lágrimas!

Quizá te interese: Aprende a construir un macetero vertical de cebollas y cultívalas en tu propia casa

El gas que estimula la producción de lágrimas.

El sulfóxido de tiopropanal es un gas, que se disipa en el aire, hasta llegar a hacer contacto con la superficie de nuestros ojos. Este compuesto es altamente irritante para el ojo, por lo que se enviará una señal al cerebro que estimulará a las glándulas lagrimales para que produzcan lágrimas reflejas.

Vector_KIF / Shutterstock.com

La función de las lágrimas reflejas es limpiar el ojo de cualquier agente que esté causando irritación o picor. Así que el llanto que te produce cortar las cebollas, es solo un mecanismo de defensa para liberarte de este gas.

Cómo hacer para que la cebolla no te haga llorar tanto.

Un grupo de científicos de la universidad Case Western Reserve, en Ohio, Estados Unidos, se han dedicado a estudiar toda la bioquímica de la cebolla y han llegado a una conclusión ¡hay que guardarlas en el refrigerador! Según estos expertos el frío ralentiza el proceso de formación del gas que nos hace llorar.

Tatyana Vyc / Shutterstock.com

Otras soluciones para aminorar los efectos podrían ser:

- Usar una máscara que proteja los ojos del contacto con el gas;

yevgeniy11 / Shutterstock.com

- ventilar adecuadamente la habitación para ayudar a disipar el gas;

- usar un vaporizador de cocina;

- cortar la cebolla mientras le dejamos caer agua.

Las cebollas son muy saludables y ayudan a prevenir muchas enfermedades y déficits en el organismo, así que, si nos hacen llorar un poquito, seguramente habrá valido la pena el sacrificio. Comparte este artículo con tus amigos y familiares, para que ellos también estén al tanto de estos datos sobre la cebolla.

Fuente: Infobae

QUIZÁ TE INTERESE:

Este pequeñito estuvo dispuesto a pagar con lágrimas su peculiar gusto por la terrible cebolla

¿Sabías que existen 3 tipos de lágrimas? Un equipo de científicos explicó qué significa cada una de ellas


Este material es suministrado solamente con fines informativos. Algunos de los productos y elementos discutidos en este artículo pueden causar una reacción alérgica y dañar su salud. Antes de usarlos, consulte con un técnico o especialista certificado. Los editores no son responsables de ningún daño u otras consecuencias que puedan ser generadas por el uso de los métodos, productos o elementos descritos en este artículo.