No todo lo que se dice sobre el microondas es cierto: 5 mitos y verdades científicas sobre su uso

Estilo de vida y salud

March 21, 2018 17:43 By Fabiosa

Sin duda alguna, el microondas es el electrodoméstico que tiene más mitos sobre su uso. A pesar de que ya han pasado más de 40 años desde su invención y lanzamiento al mercado, aún son muchas las personas que creen en estas teorías sin fundamento. Por ello, he aquí 5 mitos y verdades sobre este útil electrodoméstico.

1. Deberías tener cuidado con los plásticos.

Los plásticos en el microondas son definitivamente un no rotundo; porque pueden llevar a que los contenedores se rompan y permitan que más químicos como el BPA y los ftalatos se filtren en tu comida.

Hoy en día, muchas empresas fabrican envases sin BPA y "seguros para microondas". Sin embargo, en un estudio, los investigadores analizaron 455 productos plásticos y encontraron que casi todos ellos aún contienen sustancias químicas estrogénicas lixiviadas, que se han relacionado con la obesidad y algunas formas de cáncer. Incluso, los plásticos comercializados como libres de BPA tenían algo de este químico.

2. Los microondas cocinan los alimentos hasta el final.

¿Alguna vez has cocinado algo en el microondas y has notado que hay áreas que todavía están congeladas o frías? Esto se debe a que las microondas tienden a cocinar de manera desigual y de afuera hacia adentro. El calor penetra en los alimentos a una profundidad de 2 centímetros y el resto depende de la transferencia de calor. Es mejor usar el microondas sólo para recalentar o descongelar y confiar en el horno convencional para terminar el trabajo de cocinar por completo.

Quizá te interese: No uses el microondas con estos alimentos o harás un desastre

3. Las microondas causan cáncer.

Seguramente, en un momento u otro todos hemos pensado esto, así que aquí está la realidad. Las microondas utilizan radiación de radiofrecuencia, que se encuentra en el extremo de baja energía del espectro electromagnético. Estamos expuestos a este tipo de radiación todos los días, ya que está presente en teléfonos celulares, televisores y computadoras. Por lo que, se podría decir, que el riesgo de sufrir cáncer por el microondas es similar al que te sometes al utilizar tu celular todos los días.

4. Los alimentos que se cocinan en el microondas son un peligro para los nutrientes.

No, no debería preocuparte demasiado que las ondas microondas dañen los nutrientes de tus alimentos. De hecho, cualquier tipo de cocción puede cambiar químicamente un alimento y su contenido de nutrientes: la vitamina C, las grasas omega-3 y algunos antioxidantes bioflavonoides son más sensibles al calor en general. Los nutrientes de los vegetales también se pueden filtrar en el agua de cocción. En este sentido, como usamos menos agua cuando se cocina en el microondas, tu comida se conserva mejor.

5. Los microondas son radioactivos.

Los microondas no son radioactivos; en realidad utilizan ondas electromagnéticas similares a las que emiten los televisores, las radios y las afeitadoras eléctricas. Las ondas que se emiten excitan a las moléculas de agua que causan fricción y luego calor. Por lo tanto, no es posible que al poner en el microondas los alimentos se vuelvan radioactivos.

En definitiva, no hay ninguna razón para temer al microondas, la gran parte de las historias que se escuchan sobre ellos son mitos sin basamento científico. ¡Sácale el mejor provecho a este electrodoméstico sin miedo!

Fuente: Health, Bakers

Quizá te interese: 6 Usos poco conocidos pero súper útiles para sacarle el máximo provecho a tu viejo microondas