Un pulpo escapó del acuario por una tubería y regresó al mar

July 15, 2016 20:06 By Fabiosa

Inky vivía libre en el mar hasta que queda atrapado en una trampa para langostas. El pescador lo rescata pero lo lleva al acuario de Nueva Zelanda, donde se convierte en atracción para los turistas durante unos años.

Pero, su historia no termina allí. Inky compartía su pecera con otro pulpo, sin embargo era el favorito del acuario. Era muy inteligente, podía utilizar algunas herramientas simples que sostenía con sus 8 tentáculos, y así atraía a los turistas, sobre todo a los niños.

Pasaba sus días nadando y haciendo trucos en una pequeña pecera, pero todo eso cambió cuando uno delos empleados olvidó entreabierto el tanque en el que se alojaba.

la bioguia

Una tarde, cuando los cuidadores llegaron, luego de alimentar a los demás animales, a la sección  de los pulpos,se dieron cuenta que, en lugar de dos, solo había uno. ¿Qué había pasado con Inky?

Al principio, lo buscaron por toda la pecera, para ver si se había escondido. Luego revisaron el resto del acuario. Hasta se fijaron incluso en las cámaras de seguridad para comprobar si algún visitante no se lo había llevado por muy imposible que pareciera. Finalmente, resolvieron el misterio: la tapa de su tanque había quedado semi abierta luego de unas tareas de mantenimiento, y cerca de ella había una cañería.

la bioguia

Inky salió del tanque por la apertura y se arrastró unos pocos metros hacia la tubería de desagüe. Se encogió hasta caber en ella, utilizando la habilidad de los pulpos de retrotraerse hasta alcanzar un tamaño mucho más pequeño que el suyo, y se dejó arrastrar.

Curiosamente, la cañería de 50 metros terminaba en el mar.  Inky se deslizó por ella hasta desembocar en la Bahía de Hawke, al este de la Isla Norte de su país.

la bioguia

Nos queda claro una vez más no subestimar la inteligencia de los animales.