Asombrosas fotografías de Egipto de hace 150 años... ¡Se van directo a Instagram!

September 1, 2016 19:09 By Fabiosa

La sociedad actualmente está fascinada con 2 cosas particularmente, con las fotografías y con los viajes. Cientos de artículos invitándonos a que salgamos de viaje, cientos de cuentas de Instagram que documentan la vida viajera y claro, cada esquina, cada punto, cada respiro es fotografiado.

Para llegar a este punto tuvimos que pasar por muchos avances tecnológicos, simplemente hacer una cámara que podamos cargar en una mano. Pero incluso, cuando el arte de la fotografía estaba en pañales, ya se utilizaba para documentar la vida del viajero. Y no hay mejor ejemplo que las fotografías de Maxime Du Camp.

Este hombre, hijo de un cirujano francés, viajó por Egipto, y la franja árabe, entre 1849 y 1851 tomando impresionantes fotografías de lo que había a su alrededor. Pirámides, monumentos, estatuas, ruinas de un imperio que no había ya.

Estas fotografías han ganado una gran notoriedad últimamente pues fueron encontradas entre las pertenencias de una familia sudafricana quien las puso a la venta a través de la casa de subasta Antiquarian Auctions.

El set de 59 fotografías en blanco y negro se espera que pueda alcanzar una oferta hasta de 20 mil dólares. Por cierto, la subasta termina el jueves, así que revisen su calendario y tal vez alcancen a hacer una oferta.

Hay que recordar que en estos años, la tecnología fotográfica llevaba apenas 20 años y no había aún una disciplina o una normativa de qué sí y qué no era una buena fotografía.

Y aun así, Du Camp logró capturar una cápsula de tiempo con una visión única y por demás impresionante. Todo su viaje quedó guardado en un volumen que el propio Du Camp publicó como Égyptie, Nubie, Palestine et Syrie.

No podemos evitar reflexionar en lo distinto que son las cosas actualmente, no solamente por las ciudades y los lugares que vemos impresas, no sólo por la tecnología y calidad de las fotografías sino hasta por la manera de compartirlas. Tal vez todo ello era muy distinto, pero los ánimos y el espíritu viajero sigue siendo el mismo.

Fotos: BNPS