ESTILO DE VIDA DE LA REALEZA

Meghan no necesita a Harry: experta reveló que, aunque se aman, ellos tienen una relación “moderna”

November 13, 2019 18:30

El matrimonio puede ser un arma de doble filo para algunas mujeres. Aunque el hallazgo de un compañero de vida es una verdadera fortuna, en ocasiones esto puede hacer que ellas pierdan su independencia e individualidad. Sin embargo, este no es el caso de Meghan Markle.

Meghan Markle no necesita al príncipe Harry.

El príncipe Harry y Meghan Markle son una de las parejas más populares y analizadas del mundo entero. Desde que anunciaron su compromiso, hasta el momento en que recibieron a su primogénito, no dejan de estar presentes en los titulares del mundo entero.

En medio de tanta exposición mediática, muchas personas creyeron que la ex actriz estadounidense cambiaría drásticamente con el matrimonio, pero la experta en relaciones, Sami Wunder, explicó que Meghan es una mujer muy independiente para permitir que eso le suceda:

Es posible que haya renunciado a su carrera en Hollywood debido al protocolo real, pero la mujer continúa manteniéndose ocupada.

Además, la reconocida experta agregó:

Ella no va a ser la mujer que mira hacia el príncipe Harry para satisfacer todas y cada una de sus necesidades, como lo harían muchas mujeres que se casan por primera vez.

El primer matrimonio de Meghan Markle.

De cierta forma, es posible entender la independencia de Meghan por el hecho de que ella ya había vivido una primera experiencia matrimonial junto al productor de cine, Trevor Engelson, con quien se casó en 2011.

Solo dos años más tarde la pareja se divorció debido a que la entonces actriz se había mudado a Canadá por cuestiones de trabajo y los esposos no pudieron manejar la relación a distancia:

Ella era su propia mujer ahora, ganaba un ingreso estable, hacía nuevos amigos dentro y fuera del escenario y ya no dependía de las conexiones de su esposo.

Sin duda alguna, Meghan es una mujer poderosa y un modelo a seguir para las jóvenes de las futuras generaciones. Ella sabe que puede ser una esposa amorosa sin perder su independencia: ¡así es como podemos describir a una mujer del siglo XXI!