REALEZA

Diana humilló al príncipe Carlos en público después del divorcio, y fue con permiso de la reina, según experto

October 7, 2019 20:17

La princesa Diana falleció hace ya más de dos décadas, pero a pesar de todo el tiempo que ha pasado, aún siguen saliendo a la luz nuevos secretos relacionados con su misterioso paso por la familia real.

Getty Images / Ideal Image

Nadie conoce con exactitud el modo en que se dieron las cosas en aquella época, pero algunos creen que hubo algunos desencuentros entre la reina Isabel II y la princesa Diana. Al parecer, todo comenzó cuando Lady Di comenzó a buscar la ayuda de su suegra después de su divorcio.

Getty Images / Ideal Image

Ingrid Seward escribió en su libro, El discurso de la reina: un retrato íntimo de la reina en sus propias palabras, que Lady Di le pidió ayuda, pero, aunque la soberana estaba deseosa de ayudarle, no sabía cómo hacerlo:

La reina estaba desesperada por ayudar a Diana, pero ella no sabía cómo. Y Diana no pudo conectarse con la Reina.

Sin embargo, en una ocasión, la reina le permitió a la princesa Diana que sorprendiera y humillara públicamente al príncipe Carlos después de su divorcio.

Getty Images / Ideal Image

Cuando Diana dejó al padre de sus hijos, no se esperaba que ella volviera a aparecer en ningún compromiso real. De hecho, se dice que Carlos supuestamente le prohibió asistir a cualquiera de estos eventos, incluido el banquete de estado de 1993.

Getty Images / Ideal Image

En una biografía del Príncipe de Gales, Charles, The Untold Story, el autor Ross Benson mencionó que antes de este evento, Lady Di llamó a la reina para informarle su intención de ir a dicho evento para incomodar a Carlos. En ese momento, Isabel II estuvo de acuerdo, así que él fue tomado por sorpresa cuando su ex esposa apareció.

Getty Images / Ideal Image

Según Express, la única persona que podía haber detenido a Diana, era la propia reina, pero, según Benson, ella se negó a hacerlo porque temía el poder que su nuera podría tener sobre sus nietos en el futuro y no quería convertirse en su enemiga.

Getty Images / Ideal Image

Durante el banquete, la princesa no solo hizo su aparición con la cabeza en alto, sino que, además, se paró justo al lado de Charles humillándolo por completo. Por esta razón, aún nos preguntamos, ¿por qué su madre lo habrá permitido?