Ahora fueron 2 niños afroamericanos: Alguien llamó a la policía porque estaban repartiendo periódicos

Noticias

July 26, 2018 17:02 By Fabiosa

Una mujer afroamericana llamada Brandie Sharp, tomó una decisión muy importante con respecto a la crianza de sus dos hijos, Mycah (17 años) y Uriah (11 años). Sharp, de Upper Arlington, Ohio; decidió hacer que sus hijos comenzaran a trabajar, aunque sea algunas horas al día, pues esto era algo que los iba a formar mucho con respecto a su vida en el futuro.

Mycah y Uriah comenzaron a trabajar como repartidores de periódicos en su ciudad. En el mismo primer día, Uriah tuvo un pequeño error, pues repartió periódicos en las casas equivocadas. Aquí fue que comenzó todo el problema. El joven Uriah regresó a las casas erradas a recoger los periódicos y ahí llegó la policía.

Photo Spirit / Shutterstock.com

Quizá te interese: Se encontró una billetera sin documentos y con mucho dinero: Aún así logró devolverla a su dueño

Al parecer, un vecino de la zona llamó a la policía ante la "actitud sospechosa" de Uriah, ya que entraba a las casas sin nada en las manos y salía con una bolsa de algo que nadie imaginó que fuese un periódico. La policía se mostró bastante suspicaz ante la actitud de Mycah y Uriah y los detuvo momentáneamente para interrogarlos. Este hecho, se hizo viral y una vendaval de comentarios están apuntando a que la única razón de las sospechas que las personas de Upper Arlington y la misma policía mostraron se debían a que los jóvenes eran de tez morena.

Vergani Fotografia / Shutterstock.com

Brandie Sharp, la madre de los dos, se mostró muy molesta y afirma que no hay nada sospechoso a las 5:30 de la tarde en un pueblo tranquilo y más aún cuándo se trata de dos niños. Su historia corrió como la pólvora y hasta CNN entrevistó a la señora.

Al final, no se puede culpar a la policía tampoco, ya que los oficiales aclararon que actuaron profesionalmente y se dieron cuenta de que los niños no hacían nada malo. Sharp, afirma que nada de esto hubiese pasado si los vecinos que se molestaron se hubiesen tomado el tiempo de constatar que se trataba de dos niños inofensivos cuyo único "crimen" era el de ser de un color diferente al de la mayoría de los habitantes de la zona.

¿Hasta cuándo tanto racismo implícito? Este tipo de casos no dejan de aparecer y todos parecen tener el mismo común denominador: la raza. Pero, ¿tú qué opinas?

Fuente: ABC

Quizá te interese: Madre utilizó marihuana ilegal para curarse: Fue criticada, pero ahora está libre de cáncer