VIDA REAL

Una historia de película: 64 años al servicio del espionaje y su esposa no se enteró sino hasta después de que falleciera

December 3, 2019 17:51

Audrey Phillips, de 85 años, no tenía ni la más mínima idea de que su amado esposo, el señor Glyndwr (Glyn), fuese un espía inglés de esos que “salen” en los programa de televisión. ¿Cómo pudo ocultárselo por tanto tiempo?

Stokkete / Shutterstock.com

Bueno, siendo honestos, es una completa locura, claro que sí. Audrey solo lo conoció en su faceta de hombre de familia, ingeniero civil y jugador en su equipo de fútbol americano local. Ellos tenían 2 hijos, 5 nietos y 3 bisnietos, y ambos se amaban con gran pasión. Pero, ¿cómo es eso de que Glyn había sido un espía?

Un marido espía.

Glyn estuvo trabajando para la Fuerza de Inteligencia Británica desde que tenía 13 años.

Viuda descubre sorprendida que su difunto marido fue espía inglés durante 64 años

Él fue captado por servicio de inteligencia en 1944 luego de que sus funcionarios fuesen informados acerca de la increíble memoria fotográfica que tenía el chico.

Por su parte, la Sra. Phillips estuvo buscando entre sus papeles y descubrió un día que él había escrito la historia de su vida y de su trabajo como espía inglés. De acuerdo con los archivos, él comenzó en la década de 1940 cuando trabajó en la Operación XX.

La misma, conocida también como el Sistema de la Doble Cruz, fue un proyecto de contraespionaje en el que agentes nazis capturados en Gran Bretaña fueron utilizados para enviar desinformación a Alemania.

Una viuda encuentra impresionada documentos secretos que revelan que su esposo tenía una doble vida al ser espía secreto de la Segunda Guerra Mundial.

La mujer, además orgullosa bisabuela, dijo que estaba “asombrada” al leer sobre la doble vida de su marido, quien muriera de Parkinson en enero del 2015 a los 83 años de edad.

La esposa se enteró que el entrenamiento implicaba incluso que Glyn se arrastrara a través de tuberías de concreto a las prisiones para hablar con prisioneros de guerra alemanes.

La Sra. Phillips, quien es profesora de economía jubilada, dijo:

Estaba completamente inconsciente. Tengo tantas preguntas que me gustaría hacerle. ¿Por qué no lo sabía? Nunca me di cuenta de todo, él solía trabajar fuera de casa por largo tiempo. ¿Pero tanto como para ser espía?

Audrey Phillips se enteró de que su marido había sido espía durante 64 años.

La mujer añadió:

Nunca me di cuenta de todo, él solía trabajar fuera de casa… ¿Pero tanto como para ser espía?

Glyn escribió en su historia que una de sus misiones fue en un lugar llamado Portwrinkle en Cornualles. No podía creerlo cuando leí eso: "Ni siquiera sabía dónde queda Portwrinkle". Tuve que averiguarlo.

La única persona que supo de la participación de Glyn en la Fuerza de Inteligencia Británica fue su padre, al que él le pidió permiso para ser parte de dicha fuerza como elemento espía.

Aunque fue una gran conmoción para la mujer descubrir que su marido había sido espía, ella aceptó finalmente la verdad e incluso decidió publicar un libro sobre su vida.

Only_NewPhoto / Shutterstock.com

No obstante, hay algo de lo que se arrepiente: “Ojalá pudiera preguntarle: ¿por qué no me lo dijiste?

Bueno, es posible que Glyn solo hubiera querido protegerla a ella y a su familia. Y, de hecho, lo hizo perfectamente bien: se llevó el secreto a la tumba. Es pocas palabras, no solo era un espía, ¡era el mejor de todos!

Por otro lado, la historia de Glyn impresionó tanto en Internet que algunos incluso pensaron que era completamente digna de una película:

Una historia fascinante.

Stock-Asso / Shutterstock.com

¡Qué hombre tan interesante!

Lo que más me gusta de los matrimonios honestos.

¿Tú qué crees? ¿Merece el hombre que hagan una película de sus hazañas?