ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

“La regla de los dos minutos”: Una sencilla estrategia para no postergar los planes y alcanzar todas las metas

11 de octubre de 2019

La postergación es un problema que todos hemos enfrentado alguna vez. Los estudios muestran que más del 20 por ciento de la población adulta pospone o evita realizar ciertas tareas y prefiere dejarse llevar por otras distracciones.

Evgeniia Freeman / Shutterstock.com

Sin embargo, superar esta dificultad puede ser más sencillo de lo que piensas y, la “regla de los dos minutos” puede ser la manera más sencilla de ayudarte a dejar de postergar tus responsabilidades y mantener buenos hábitos a la vez.

Just Dance / Shutterstock.com

La regla es muy simple y se basa en un concepto muy sencillo: Comenzar un nuevo hábito nunca debería tomar más de dos minutos. Por ejemplo:

  • "Leer antes de acostarse cada noche" se convierte en "Leer una página".
  • "Hacer treinta minutos de yoga" se convierte en "Sacar mi esterilla de yoga".
  • "Correr tres millas" se convierte en "atar mis zapatos para correr".

AlessandroZocc / Shutterstock.com

El truco aquí consiste en crear un hábito de solo dos minutos que te ayude a alcanzar poco a poco tu objetivo. Correr una maratón es muy difícil, correr 5 kilómetros lo es un poco menos, caminar 10 minutos es fácil y solo ponerse las zapatillas es definitivamente muy simple.

Master1305 / Shutterstock.com

De esta manera, si tu objetivo es llegar a correr una maratón, tu hábito de entrada puede ser simplemente acostumbrarte a ponerte las zapatillas de correr. Una tarea de dos minutos es mucho fácil de cumplir, por lo que es mucho más fácil que comenzar un hábito más grande.

stockfour / Shutterstock.com

Una vez que empiezas a hacer algo, es más fácil continuar haciéndolo. Además, la "regla de los 2 minutos" es excelente porque abarca la idea de que todo tipo de cosas buenas suceden una vez que comienzas, como dijo Lao-Tsé “un camino de mil pasos comienza con el primer paso”.

Alena Ozerova / Shutterstock.com

No esperes a que tus planes se transformen en sueños no realizados, prueba este sencillo método y descubrirás que alcanzar tus objetivos puede ser más sencillo de lo que pensabas.