Ella perdió a sus 2 hijos por las drogas el mismo día. Y ahora dedica su vida a salvar a otros

Inspiración

October 8, 2018 16:55 By Fabiosa

La muerte de un hijo es probablemente el hecho más trágico y terrible que una madre puede vivir. Para esta mujer, la pérdida de sus dos hijos el mismo día le dejó una marca indeleble, pero ella decidió no dejarse hundir por su tristeza.

La historia de Rebecca Savage es formidable, pues para ella perder a sus hijos la hizo convertirse en el motor de una iniciativa en contra de las drogas y sus peligros para la juventud.

 

Un fatídico 14 de junio de 2015, Rebecca perdió a ambos hijos, de 18 y 19 años. Ellos volvían de su fiesta de graduación y a pesar de que no eran drogadictos, consumieron pastillas que les ofrecieron en la fiesta. Fallecieron por mezclar bebidas alcohólicas con un fuerte analgésico que era utilizado como droga por algunos adolescentes.

Quizá te interese: Niño de 6 años habló por primera vez luego de que su dentista descubriera que sufría de la “lengua amarrada”

Después del trágico evento, esta mujer quedo devastada, pues perdió a sus 2 hijos el mismo día. Sin embargo, decidió tomar acción y cambiar algo en su vida y en el mundo: hasta la fecha, Rebecca le ha hablado a más de 60 mil estudiantes y sus padres sobre los peligros de las drogas y los medicamentos prescritos utilizados como tal.

Para Rebecca, el mejor tributo a la memoria de sus hijos es este servicio social, que ella hace a través de la Fundación 525. Ella le pide a los jóvenes que eviten estas situaciones y que se alejen de algún ofrecimiento extraño.

Para esta madre, lo más importante es hablarle a los hijos sobre tener carácter y saber rechazar estas drogas que podrían hacerles mucho daño. El mensaje de la Fundación 525 es claro e intenta evitar más muertes por un problema social se puede resolver con un poco más de educación.

La memoria de estos jóvenes está siendo honrada de la mejor manera, ¿no crees?

Quizá te interese: Familia adopta a bebé cruelmente abandonado por su madre en un basurero y lo recibe como una bendición