INSPIRACIÓN

La mujer más pesada que haya dado a luz en el mundo quería pesar 450 kg: hoy, ya recapacitó

June 19, 2019 17:21

Donna Simpson, de Nueva Jersey, tenía un deseo inusual: quería ser la mujer más gorda de la Tierra, y eventualmente logró alcanzar su objetivo. Además, en 2007, Donna se convirtió en la mujer más pesada del mundo en dar a luz.

Donna Simpson pesaba 532 libras (unos 240 kilos) cuando recibió a su dulce bebita, Jacqueline, en febrero del 2007. Este hecho ahora está incluido en el Récord Mundial Guinness, ya que nadie lo había hecho anteriormente.

Fue casi en jueves... Jacqueline Gouamba 1 hora de edad.

A pesar de que ya había alcanzado el récord, Donna no planeaba detenerse: quería romper la marca de las 1.000 libras o casi media tonelada (unos 450 kilos). Simpson afirmó que le gustaba comer pasteles enteros y bolsas de donas. Al mismo tiempo, ella casi no se movía y los ejercicios físicos no estaban en su agenda.

Pero la maternidad pudo cambiarla.

Sin embargo, después de un tiempo, Donna Simpson decidió que era el momento adecuado para comenzar una dieta.

Día dos, desafío del cónyuge.

Quería comenzar una vida completamente nueva después de romper con Phillipe Gouamba, su prometido de cinco años y padre de su hija Jacqueline.

Ahora que tengo la responsabilidad exclusiva de cuidar a mi hija, debo cambiar drásticamente mi estilo de vida. La mayoría de las personas me ven como una mujer que se hizo famosa por querer aumentar de peso mientras el resto del mundo intentaba adelgazar. Esto era cierto, ya que estaba en una relación basada en un fetiche que solo existe en una fantasía.

Feliz cumpleaños número 8, cariño... ¡mami te quiere!

Quiere ser más independiente para poder hacer todo por sí misma.

Es decir, a menos que conozca a alguien que quisiera verme más pesada. Necesito perder suficiente peso para poder hacer cosas por mí misma, como salir de la ducha.

Parece que Jacqueline me está apretando tan fuerte que mi cabeza se va a despegar... lol.

Según algunas fuentes, Donna Simpson y Philippe Gouamba podrían reunirse nuevamente, noticia que sería motivo de alegría para la pequeña Jacqueline.

¿Qué opinas de esa ambición tan suigéneris que tenía? Afortunadamente, la maternidad parece haberla convencido de que debía cambiar, ¿no te parece?