CELEBRIDADES

La madre de Patrick Swayze descubrió cuán grande era el corazón de su hijo después de su deceso

August 2, 2019 23:03

No caben dudas de que nuestro querido Patrick Swayze fue una leyenda de Hollywood. En septiembre del 2009, después de una larga batalla contra el cáncer de páncreas, desafortunadamente, la estrella de Dirty Dancing dejó este mundo.

Ya para finales del 2007, específicamente en diciembre, Patrick comenzó a tener sensaciones de ardor en el estómago.

Al mes siguiente después de hacerse varios exámenes, fue diagnosticado con cáncer de páncreas. Sin embargo, Patrick siguió actuando y haciendo apariciones en público hasta su muerte a los 57 años.

Pasty Swayze habla sobre la repentina desaparición de su hijo.

Después de su deceso, la madre de Patrick habló por primera vez de su hijo en una entrevista con Daily Mail en la que explicó que la muerte de su hijo fue muy inesperada porque él nunca se había enfermado.

Además, comentó que toda su vida él siempre gozó de buena salud. Al hablar del dolor que sintió Swayze, Pasty dijo:

Sabes que no puedes vivir más que tus hijos

Pero, con todo lo mal que se lo pasó Patrick por el sufrimiento hasta sus últimos días, su madre encontró consuelo en el hecho de que se mantuvo de pie hasta el final.

Jamás actuó con tristeza, se mantuvo siempre activo con sus labores. Nunca nadie iba a sospechar que estaba sufriendo mucho.

Pasty reveló que Patrick Swayze actuaba de esa manera porque tenía la esperanza de sobrevivir a esa terrible enfermedad.

Mientras recordaba sus últimos momentos juntos, la madre del legendario señaló que se la pasaban a cada rato bailando y revoloteando en sus casas, como si “él quisiera mantener su mano sostenida todo el tiempo”.

Sin embargo, ella fue feliz porque su hijo cumplió sus sueños y fue protagonista de un nombre que durará toda la eternidad.

Pasty falleció a los 86 años.

Cuatro años más tarde, en el 2013, dos días después del cuarto aniversario del deceso del ícono de Dirty Dancing, falleció su madre Pasty Swayze a los 86 años.

Es triste que Pasty haya tenido que pasar por la mala experiencia de despedir para siempre a un hijo. Nadie debería pasar por ese dolor tan insoportable.