ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

No solo ocurre en los hombres: Las causas y tipos de disfunción sexual femenina

August 7, 2018 17:08

Seguramente ya has escuchado hablar de la disfunción sexual femenina, porque es mucho lo que se ha hablado de la falta de deseo sexual por parte de la mujer, pero ¿realmente sabes cuáles son los motivos que desencadenan esta situación?

NotarYES / Shutterstock.com

La disfunción sexual femenina es ocasionada por diferentes factores, desde problemas físicos causados por enfermedades, tratamiento con algunos medicamentos y hasta algunos problemas emocionales. 

Todo estos factores hacen que la mujer tenga muy poco o casi ningún nivel de libido y en los casos más graves pueden incluso sentir aversión al contacto íntimo. 

napadons / Shutterstock.com

No obstante, todos estos problemas pueden ser tratados según su causa, con el objetivo de que la mujer mejore su calidad de vida.

Causas.

  • Baja cantidad de hormonas en el flujo sanguíneo.
  • Uso de algunos medicamentos como relajantes, antidepresivos, antihipertensivos, antibióticos y antihistamínicos.
  • Enfermedades que afectan al sistema reproductor.
  • Cansancio.
  • Quimioterapia.
  • Edad avanzada.
  • Enfermedades.
  • Falta de intimidad con tu pareja.
  • Sensación de culpa.
  • Preocupación.
  • Estrés.
  • Falta de afecto o amor por tu pareja.

nd3000 / Shutterstock.com

¿Cómo identificarla?

 Para diagnosticar disfunción sexual femenina, lo primero que tienes que hacer es acudir a un ginecólogo que evalúe tu condición física y ver si no padeces de alguna enfermedad que justifique esta falta de interés por el contacto íntimo. En este particular, es importante que acudas a una consulta con un psicólogo para que te ayude a diagnosticar algún problema emocional que pueda estar afectando esta área de tu vida en el día a día. 

gpointstudio / Shutterstock.com

Ahora bien, cabe destacar que la actividad sexual está dividida en cinco fases, ellas son:

1. Deseo.

Es conocido como el momento anterior a la actividad sexual en el que la persona fantasía y se siente motivada para tener relaciones. Esta es la fase en la que se despierta el deseo sexual.

Quizá te interese: El olor de la zona íntima femenina puede ser natural o indicador de desajustes: causas y tratamientos

2. Excitación.

Esta fase no solo cuenta el aspecto psicológico, pues también incluye las primeras respuestas fisiológicas que preparan al organismo para la relación sexual, pues hay un aumento principalmente en la sensibilidad del clítoris, la intensidad de los latidos del corazón y la respiración con la tensión muscular; es precisamente en este momento cuando ocurre el proceso de lubricación en la mujer.

tommaso79 / Shutterstock.com

3. Meseta.

Es el periodo en el que se intensifican los síntomas de la excitación y aumenta el flujo sanguíneo y aparece el fenómeno llamado “rubor sexual”, la cual obedece a un aumento de la circulación sanguínea bajo la piel.

4. Orgasmo.

Es el momento del clímax del placer sexual y está acompañado de las siguientes características: contracciones musculares involuntarias, aumento de la frecuencia cardiaca e intensidad de la respiración.

En esta fase, el hombre eyacula, pero en las mujeres puede que pase o no; sin embargo, en ambos ocurre una contracción de los músculos del suelo pélvico (perineo) y también contracciones rítmicas del esfínter.

5. Resolución.

Es cuando se produce una relajación y sensación de bienestar. Es la fase de la recuperación del cuerpo y normalmente es más rápida en las mujeres que en los hombres, pues ellos gastan una mayor energía con la erección del pene.

Algunas mujeres logran volver a la fase del orgasmo después de la fase de resolución, especialmente si continúan siendo estimuladas, lo que puede generar orgasmos múltiples.

Photographee.eu / Shutterstock.com

Tipos de disfunciones.

Existen diversos tipos de disfunción sexual femenina que pueden afectar la respuesta sexual en esas 5 fases. En la fase del deseo, está el trastorno del deseo sexual hipoactivo y la aversión sexual.

En la fase de excitación, pueden ocurrir los trastornos de la lubricación femenina, así como ocurre en los hombres la disfunción eréctil.

Los trastornos que afectan la fase de orgasmo, para las mujeres son la anorgasmia femenina y, para los hombres, eyaculación retardada o precoz.

Asimismo, también existen trastornos que pueden causar dolor sexual, como el vaginismo y la dispareunia.

Ante cualquiera de estas situaciones, es fundamental que toda mujer busque ayuda según la patología que presente.

En caso de que la mujer padezca de frigidez, por ejemplo, si la mujer no se siente cómoda en la relación puede haber una falta de deseo sexual, pero no quiere decir que necesariamente sea disfunción y por ello hay que tener en cuenta buscar ayuda médica cuando sientas que la situación se escapa de tus manos o te está causando molestias físicas y emocionales.

Tratamiento.

LightField Studios / Shutterstock.com

Antes de iniciar cualquier tratamiento es necesario saber la causa exacta del problema. En algunos casos, son muchos los factores que influyen, por eso es fundamental darle la atención necesaria a las enfermedades físicas y emocionales para que el tratamiento de la disfunción sea efectivo.

Además, es posible acudir siempre que quieran a terapia de pareja y al consumo de alimentos afrodisiacos, que estimulen a las mujeres y a sus compañeros.

Ante cualquier anormalidad, lo fundamental es acudir a tu ginecólogo de confianza para que despejes las dudas y trates tu afección, en caso de padecerla, a tiempo.

Fuente: Saude Sublime, Tua Saude, Minha Vida, Mayo Clinic

Quizá te interese: ¿Por qué ocurre la disfunción sexual femenina? Causas, tratamientos y posibles formas de evitarla


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.