ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Si sientes que eructas con mucha frecuencia, puedes estar sufriendo uno de estos 8 males

June 26, 2018 16:21

Eructar es natural. No hay nada inusual y anormal en este proceso a menos que suceda con demasiada frecuencia. Es la manera natural de expulsar el exceso de gas fuera de nuestro sistema digestivo. Sin embargo, algunas personas eructan con más frecuencia y hay razones para ello. Si sientes que eructar comienza a molestarte ¡presta atención! Tu cuerpo puede estar tratando de decirte algunas cosas.

SpeedKingz / Shutterstock.com

En primer lugar, hay que prestar atención a la forma en que se come. Si siempre tienes prisa, es posible que ingieras demasiado aire junto con los alimentos; dado que el sistema digestivo se deshace de ellos al eructar. Si eres un fanático de la goma de mascar o de usar la pajita para las bebidas, también puedes enfrentar el problema de eructos mucho.

file404 / Shutterstock.com

Para resolverlo, tómate tu tiempo cuando estés comiendo, mastica bien los alimentos y presta atención a estás 8 cosas que pueden estar pasando en tu organismo:

1. Estás ingiriendo comida muy pesada.

Aleksandar Mijatovic / Shutterstock.com

Hay ciertos tipos de alimentos que contienen carbohidratos complejos que toman más tiempo y esfuerzos para que nuestro cuerpo los digiera. Por lo tanto, terminan por generar ese gas excesivo en el estómago y causan eructos frecuentes. Esto no significa que tienes que evitar esta clase de alimentos, pero definitivamente debes consumirlos sabiamente.

Aquí hay una lista: frijoles, repollo, espárragos, brócoli, coles de Bruselas y coliflor. Algunas frutas "peligrosas" que contienen sorbitol (el azúcar de la fruta) en gran cantidad: manzanas, melocotones, ciruelas pasas, pasas, albaricoques y peras.

2. Indigestión.

vectorfusionart / Shutterstock.com

Uno de los problemas más comunes es la indigestión. No es tan grave y puede ser causada por comer en exceso o comer cosas que nos hacen daño. Si no puedes digerir adecuadamente tus alimentos, estos permanecen en los intestinos y se fermentan, causando eructos malolientes. Si este es su caso, el té de hinojo o el té con jengibre pueden ayudar.

3. La enfermedad de reflujo gastroesofágico.

Emily frost / Shutterstock.com

El eructo crónico puede indicar que algo anda mal dentro de tu cuerpo y el reflujo puede ser una de estas cosas. Para quienes no lo saben, este mal consiste en la disfunción del músculo final del esófago, el cual no puede cerrarse bien, por lo que hace que el contenido del estómago suba. Esta situación provoca eructos excesivos y necesita de tratamiento médico.

4. Intolerancias alimentarias.

VGstockstudio / Shutterstock.com

Si el eructo no es el único síntoma que te está molestando, puede ser también la intolerancia a ciertos alimentos. Este problema viene acompañado con hinchazón, calambres estomacales y eructos malolientes. En estos casos, puedes tener una enfermedad celiaca o sufrir de intolerancia a la lactosa. Es importante que consultes a tu médico y que explores qué alimentos no son aceptados por tu cuerpo. Entonces podrás evitarlos y ajustar tu dieta.

Quizá te interese: Existen algunas formas con las que se puede evitar el mal aliento, sobretodo el de la mañana

5. Úlcera péptica.

Africa Studio / Shutterstock.com

El eructo excesivo, el hambre frecuente y la hinchazón pueden indicar que estás desarrollando una úlcera péptica. Esta enfermedad significa que los jugos digestivos dañan el revestimiento del estómago y el duodeno (un segmento del intestino delgado). Consulta a un médico para iniciar el tratamiento.

6. Giardiasis.

Dmytro Zinkevych / Shutterstock.com

La infección del intestino delgado, causada por un parásito transmitido por el agua Giardia lamblia, se llama Giardiasis. Puedes reconocer esta infección por los siguientes síntomas: gases frecuentes, distensión y eructos.

7. Gastroparesia.

La gastroparesia es otra razón para el eructo excesivo. Esta condición significa que los músculos del estómago están demasiado débiles y no pueden contraerse bien, por lo que la comida se mueve más lentamente en el sistema digestivo de lo que debería. Desafortunadamente, esta afección no se puede tratar, pero se puede controlar a través de una dieta especial.

8. Gastritis.

Image Point Fr / Shutterstock.com

Esta enfermedad también puede hacer que eructes más de lo usual. Además, causa indigestión y acidez estomacal, náuseas, heces oscuras, dolor abdominal, hipo. Si notas estos síntomas, asegúrate de visitar el hospital lo antes posible.

En definitiva, somos lo que comemos. Ajustar nuestros hábitos alimenticios y evitar la mala calidad de los alimentos es un paso importante para mejorar tu salud digestiva. Sin embargo, si el eructo excesivo realmente te está molestando, no retrases su visita al médico.

Fuente: Healthline

Quizá te interese: ¿Te preocupa tu aliento? Aquí te traemos algunos trucos para que puedas controlar el mal olor


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.