INSPIRACIÓN

Un video viral mostró la simpática reacción de un sacerdote cuando un perro interrumpió su misa

June 27, 2019 23:11

Los animales hacen del mundo un lugar mejor. No importa si están en tu porche delantero o interrumpiendo tu servicio religioso, el amor y la luz que brindan a quienes se encuentran son innegables, como se ve en este video viral.

Paróquia Nossa Senhora das Dores / Facebook

La iglesia católica Nossa Senhora das Dores, en Belo Horizonte, Brasil, compartió un video en su página de Facebook que ha animado los corazones de muchas personas en todo el mundo.

En el clip, un perro parece haber interrumpido la misa, pero el sacerdote lo acarició a pesar de que el cachorro podría haber interrumpido su servicio.

Paróquia Nossa Senhora das Dores / Facebook

De acuerdo a The Dodo, José Geraldo Sobreira estaba dando su misa católica cuando el perro decidió divertirse.

El feligrés de cuatro patas ingresó durante el servicio, pero en lugar de espantar al animal, el padre José lo acarició al perro mientras seguía con el servicio.

En un momento, el padre José prestó especial atención a su peludo compañero y sonrió cuando notó que el perro estaba disfrutando su tiempo de juego.

El otro sacerdote que estaba sentado frente al padre José parecía estar disfrutando de la presencia del perro mientras lo llamaba para que se acercara.

Paróquia Nossa Senhora das Dores / Facebook

Aunque no está claro cómo el perro logró acceder a la iglesia, muchos han interpretado que el evento es una especie de encuentro divino. Elogiaron al padre José por ser tan amable con ese "ángel de cuatro patas".

El video ha sido visto alrededor de 6 millones de veces desde que se subió a Facebook, con elogios para el sacerdote que admite mascotas.

Muy juguetón. Bien hecho, Padre.

Yo me haría miembro solo por eso.

Todos los animales conocen a Dios y se regocijan en su felicidad. Me alegro de que el padre apreciara la alegría del perro. Creo que se necesita más de esto en los santos lugares de adoración de Dios.

Y es que es así, los animales difunden la alegría dondequiera que van, y se necesita una persona de buen corazón para recibirlos.

¡Felicitaciones al Padre José Geraldo Sobreira por tan maravillosa actitud!