VIDA REAL

¿Tienes un pequeño monstruo en casa? 4 Razones que explican la agresividad de los niños

October 16, 2018 19:34

Parece que apenas fue ayer cuando tu bebé te sonreía con esa dulce sonrisa sin dientes; sin embargo, hoy es un pequeño monstruo que patea, golpea y muerde. Pero, ¿qué fue lo que pasó? Muchos padres se preocupan por la agresividad de sus hijos menores de 5 años pero, en realidad, no hay razón para inquietarse.

Olena Yakobchuk / Shutterstock.com

Esa agresividad que se presenta en los primeros años forma parte de su desarrollo físico y emocional, y la mayoría de las veces la superan por sí mismos con el tiempo. Según los expertos, estas son algunas de las razones que los pequeños tengan estas manifestaciones de violencia:  

1. Son emocionalmente inmaduros.

Hasta los 4 o 5 años, tus hijos no se dan cuenta de lo que sienten otras personas. El doctor Edward Carr, profesor principal en el departamento de psicología de la Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook, Estados Unidos, dice que:

Los niños de 2 y 3 años aún no entienden completamente sus emociones o las de los demás, por lo que no dañan intencionalmente los sentimientos de alguien.

Todavía son egocéntricos y solo están comenzando a entender sus propias emociones y, por eso, aún no pueden manejarlas.

altanaka / Shutterstock.com

2. Todavía no tienen modales.

Los niños pequeños no entienden cuáles son los comportamientos apropiados e inapropiados hacia los demás. Como aún no son muy capaces de expresar verbalmente sus sentimientos, usan su cuerpo y ceden a los impulsos que no pueden controlar.

Jesse Davis / Shutterstock.com

3. Aprenden, prueban y exploran.

Golpear y morder puede parecerles un juego o un experimento que simplemente les muestra "qué pasaría si".

Quizá te interese: Resulta que falsear la voz para hablar con los niños pequeños no es la mejor decisión

4. Intentan llamar la atención.

A veces, cuando un niño se siente mal o tiene una necesidad que no está satisfecha, no tiene otra opción más que expresarla utilizando su cuerpo.

Marcel Jancovic / Shutterstock.com

Aunque casi todos los niños pasan por este período de "violencia", esto no significa que debamos ignorar tal comportamiento. Los padres pueden usar esta etapa de desarrollo como una buena base para enseñar empatía, los buenos modales y una conexión entre causas y consecuencias.

¿Cómo actuar frente a un pequeño agresor?

Si tu hijo está atravesando por esta etapa de violencia, estas son algunas recomendaciones para que puedas detener la situación, dejándole un aprendizaje a tu pequeño:

  • Detén el comportamiento violento de inmediato y dile lo que sientes al respecto. Háblale con voz serena, acércate a él y mantén el contacto visual.
  • No le preguntes las razones por las que está actuando así, él mismo no lo entiende. En vez de eso, ayúdale a tranquilizarse.
  • Mostrarle cómo manejar los conflictos y expresar sus sentimientos y opiniones, puede enseñarle formas alternativas de interactuar con los demás.

Yuganov Konstantin / Shutterstock.com

Recuerda que la mejor manera de educar, es a través del ejemplo. Demuéstrale a tu hijo la forma apropiada de expresar las emociones y resolver los desacuerdos en la vida diaria y pronto lo verás tratando de imitarte.

Fuente: Cure Joy, Parents, The Washington Post

Quizá te interese: Un estudio demostró que los niños disfrazados de superhéroes se concentran más en las tareas


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.