Gorilita huérfano y liberado ahora vive en un centro de vida silvestre: ¡en verdad ama a su cuidador!

Animales

April 12, 2019 20:43 By Fabiosa

Entre los muchos animales mantenidos en cautiverio para los propósitos inexplicables del ser humano, este gorila bebé tuvo la suerte de encontrar la luz al final del túnel. Bobga, el bebé gorila de las tierras bajas occidentales, ahora disfruta de una buena vida y ya puede comenzar a olvidarse de ese comienzo descorazonador que le tocó vivir.

Quizá te interese: Para no ensuciarse las manos, este gorila del zoológico camina en dos patas con suma elegancia

Afortunadamente, el gorila de un año de edad que vivía encadenado como si fuera una mascota no amada, fue descubierto a tiempo por un centro de vida silvestre.

La historia alegre de Bobga.

No se sabe a ciencia cierta qué pasó con su madre, pero las gorilas hembras cuidan a sus hijos con un celo sorprendente y jamás los dejarían solos a no ser que hubieran sido seriamente lastimadas, o algo incluso peor. Así que el pequeño gorila descubrió la parte triste de la vida a una tierna edad y debió valerse por sí mismo en un mundo hostil y solitario.

Sin embargo, las cosas dieron un giro positivo para Bobga en enero del 2018, cuando el Limbe Wildlife Center (LWC) pudo liberarlo de esa vida que llevaba como una mascota "prisionera". El personal del centro lo transfirió a una instalación, al este de Camerún, en un viaje que tomó 15 largas horas.

Baste decir que, desde su traslado, Bobga ha estado viviendo los mejores momentos de toda su vida. Disfruta del suministro continuo de leche que necesitará hasta que tenga 3 o 4 años para tener un buen crecimiento, y no ha dejado de recibir amor y afecto que el personal del LWC le ha proporcionado cada día.

Quizá te interese: El comportamiento extraordinario de esta mamá gorila que no puede dejar de sonreír al mirar a su bebé

Aunque Bobga extraña al amor de su madre, no le faltará cariño mientras se acurruque con su guardián a la hora de la siesta. De echo, en una imagen compartida por el centro de vida silvestre, aparece acostado sobre su cuidador.

Los rescatistas están haciendo todo lo posible para lograr que supere el trauma que experimentó y mejorar sus habilidades sociales. El LWC ha gastado más de $ 4000 entrenando a Bobga en las habilidades básicas que necesita para sobrevivir en la naturaleza. Le enseñan a escalar, a llamar la atención de las hembras y a buscar alimento.

Desafortunadamente, el pequeño gorila no puede quedarse con ellos para siempre, por lo que necesitará esas habilidades para poder vivir entre otros miembros de su especie. Cuando esté listo, será trasladado a un recinto boscoso y natural donde podrá estar con otros animales.

El centro LWC espera que, al ser compartida, esta historia ilumine a los perpetradores sobre las consecuencias del comercio ilegal de vida silvestre.

También creemos que compartir esta historia ayudará en gran medida a disuadir a las personas de involucrarse en ese acto inhumano que lastima y maltrata a los animales bajo la excusa del beneficio económico y la demanda del mercado.

¿Qué opinas de que este gorilita pueda tener una verdadera oportunidad de ser feliz gracias a personas que dedican su vida a rescatar animales?

Quizá te interese: La sociedad los llama “salvajes”, pero han sido los únicos preocupados por salvar a estos bebés elefante