Los bomberos liberaron a una rata gorda que quedó atrapada en una alcantarilla y no podía liberarse

Animales

March 15, 2019 17:38 By Fabiosa

Un rescate animal algo inusual ocurrió recientemente en la ciudad de Bensheim, Alemania, cuando una criatura del alcantarillado de la ciudad estaba en serios problemas. Una niña pequeña de la ciudad vio a una pobre rata atrapada en el hueco de una alcantarilla de metal y reportó el caso a la organización local de rescate de animales Rhein Neckar.

Quizá te interese: Los bomberos rescataron a 2 burritos desesperados luego de casi morir por los incendios en California

La rata estaba bastante gordita, presumiblemente por estar bien alimentada, y eso impedía que pudiera liberarse por sí misma. La parte trasera de su cuerpo seguía bien atorada en el hueco de la alcantarilla y moriría si nadie la ayudaba. 

Cuando el voluntario de la organización de rescate animal, Michael Sehr, no logró liberar al roedor, decidió pedir ayuda y llamó a los bomberos locales.

Una brigada de 9 bomberos llegó al lugar para descubrir que una rata obesa estaba atrapada en la tapa de la alcantarilla. Tuvieron que abrirla y levantarla para que Sehr pudiera liberar a la pobre criatura.

Quizá te interese: Bomberos que arriegan su vida rescatando a pequeños animalitos de la amenaza del fuego

Las fotos de la épica operación de rescate aparecieron en la página de Facebook de Rhein Neckar, y se han vuelto virales junto con la filmación del incidente.

Sin embargo, todo el asunto provocó un feroz debate en las redes sobre si esa rata valía el esfuerzo o no. Algunas personas elogiaron a la niña que dio aviso, al rescatista y a los bomberos por mostrar respeto y amabilidad hacia una criatura que, por lo general, provocaría una reacción opuesta.

También hubo personas que consideraron todo el acto como ridículo, ya que las ratas son roedores que pueden contagiarnos de enfermedades.

¡Sólo mira esa cara! Me divertí mucho con esto. ¡Creo que jamás olvidaré esta historia!

Dios los bendiga por cuidar y respetar la vida.

Bien hecho a todos ustedes, la pobre criatura no pidió nacer como una rata, todos somos criaturas de Dios.

El rescatista, Sehr, tiene su propia opinión al respecto. Él dijo:

Incluso los animales que son odiados por muchos merecen respeto.

Mostrar bondad y simpatía por los animales necesitados es mucho más que simplemente salvar una vida, es algo que motiva a que muchos sigan ese ejemplo y a no apartarse cuando alguien más esté en problemas. Incluso si este alguien es sólo una rata de alcantarilla, ¿o tú qué opinas?

Quizá te interese: Bomberos brasileños arriesgan sus vidas para salvar animales de un alud de barro