Salud femenina: ¿Quién es más propensa a sufrir un prolapso uterino? Causas, tratamiento y prevención

Estilo de vida y tendencias

October 9, 2018 18:05 By Fabiosa

En la actualidad, no muchas mujeres prestan la debida atención al hacer entrenamientos que afecten los músculos del piso pélvico, quienes cumplen una importante función como la de mantener el útero y otros órganos pélvicos en la posición adecuada y así evitar un prolapso.

Emily frost / Shutterstock.com

Los especialistas en ginecología han informado sobre las consecuencias del prolapso uterino y quiénes están en riesgo.

¿Qué es el prolapso uterino?

Aproximadamente un tercio de todas las mujeres se ven afectadas por el prolapso del útero. El prolapso no es más que el desplazamiento del fondo del cuello uterino más abajo del límite anatómico. Esto ocurre cuando los músculos del piso pélvico se debilitan o estiran.

En general, el prolapso uterino puede ocurrir después de un parto o durante la menopausia. En su estado natural, los músculos pélvicos forman una especie de hamaca que mantiene los órganos pélvicos (como la vejiga, el útero, la vagina, el intestino delgado y el recto) en su lugar.

Quizá te interese: Sangrado Uterino Anormal: Aprende a identificar sus síntomas y causas

Pero a veces esos músculos se debilitan. Algunas mujeres padecen un prolapso uterino después del parto y, con el avance de la edad, el prolapso en este órgano se torna bastante frecuente.

Después de que algunas mujeres se dieron cuenta de que el prolapso es una condición normal en sí misma, se avergonzaron de consultar al médico. Pero, a fin de cuentas, el prolapso de los órganos pélvicos puede ser curado.

Síntomas del prolapso uterino.

La incomodidad anatómica no es la única molestia que puede acompañar al prolapso uterino. Los problemas pueden empeorar con el paso del tiempo. Ciertas mujeres no notan nada en lo absoluto, pero hay otras que manifiestan los siguientes síntomas:

  • Dolor persistente en la región pélvica (estómago, sacro, espalda baja).
  • Sensación de cuerpo extraño en la vagina.
  • Dispareunia (relaciones sexuales dolorosas).
  • Trastornos urológicos como incontinencia urinaria, micción frecuente o cistitis.
  • Estreñimiento, incontinencia fecal y gases.
  • Flujo vaginal blanco o sangriento.
  • Cambios en la función menstrual e infertilidad.

Cuando hay presencia de prolapso del útero, el síntoma es una protuberancia autodetectable de la hendidura vulvar.

Causas y factores de riesgos.

  1. Trauma al dar a luz (cuando aplican pinzas obstetricias o desgarramiento perineales).
  2. Múltiples partos normales, aunque no se descarta en un parto por cesárea.
  3. Parto de un feto extremadamente grande y predisposición genética.
  4. Cirugía de los genitales por malas fuerzas abdominales hechas y envejecimiento.
  5. Defecto de nacimiento de la región pélvica y falta de estrógeno durante la menopausia.

De acuerdo a estudios realizados, alrededor del 37% de las mujeres son víctimas de prolapso de útero entre las edades de 60 y 79 años, y con más de 80 años ocurre en un 50% de los casos.

Tratamiento.

Olena Yakobchuk / Shutterstock.com

Este tipo de prolapso puede ser detectado por un ginecólogo a través de manifestaciones clínicas. Y el tratamiento depende de tus síntomas, edad y algún problema de salud existente. Aquellas mujeres que presenten genitales desplazados deben hacerse chequeos médicos regulares.

Además, deben comunicarse con un especialista tan pronto presente los primeros signos de prolapso independientemente de su actividad sexual.

¿Cómo prevenir este prolapso?

Africa Studio / Shutterstock.com

  • Trata de mantener tu peso en un rango saludable, ya que las obesas son más propensas a esta condición.
  • Incluye en tu dieta alimentos con fibra ya que te ayudará a prevenir el estreñimiento y, por ende, grandes fuerzas intestinales.
  • Trata de no levantar objetos pesados de más de 10 kilos, en especial de frente.
  • Procura no fumar porque ello conduce a tos crónica, que aumenta la presión sobre los músculos.
  • Haz ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos de tu suelo pélvico.

Durante el período premenopáusico toda mujer debe prestar mayor atención en la prevención del desgarramiento muscular. Una forma particular y efectiva es la terapia de reemplazo hormonal que te ayuda a mejorar el suministro de sangre y fortalece los ligamentos de los órganos pélvicos.

Si te pareció útil toda esta información, por favor compártela con tus amigos.

Fuente: WebMD, Women Health, NCBI

Quizá te interese: ¿Conoces el prolapso uterino? Estas son sus causas, síntomas, tratamientos y complicaciones


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.