CELEBRIDADES

¡Hulk es fuerte! Mark Ruffalo sobrevivió al cáncer, a la parálisis facial y quedó sordo de un oído

April 2, 2019 18:00

El cerebral es el décimo tipo de cáncer más común en el mundo y nadie es inmune a él, incluso algunas celebridades han tenido que enfrentarlo. Un ejemplo es el famoso actor Mark Ruffalo, conocido por sus participaciones en Hulk, Eternal sunshine of the spotless mind, Just like heaven, Zodiac, Spotlight, entre otros filmes reconocidos. 

El actor tuvo un sueño en 2001 en el que se vió a sí mismo con un tumor cerebral y esto lo dejó con la impresión de que necesitaba chequearse urgente con un médico.

Quizá te interese: Ironías de la vida: enfermera fue diagnosticada con tumor cerebral luego de ver un póster en el hospital

De ese modo, Mark organizó una cita con su doctor para realizarse una resonancia electromagnética que le demostró que su sueño había sido profético, pues, en efecto, sufría la enfermedad y necesitaba tratamiento. 

El actor descubrió que tenía un tumor detrás de su oído izquierdo y, aunque resultó ser benigno, esto no disminuyó para nada el riesgo pues requería ser intervenido y pasar luego por un periodo de rehabilitación.

Finalmente, el tumor formó un neuroma acústico y terminó afectando su oído, razón por la que debió dejar su papel en la película Signs.

Pero esto no fue todo, pues justo cuando Ruffalo supo de su condición, a través del diagnóstico médico, su esposa estaba esperando su primer hijo, por lo que decidió no contarle nada, al menos no antes del nacimiento del pequeño. 

El problema se mantuvo en secreto entre él, su doctor y un amigo cercano; y no fue sino hasta unas semanas después de la llegada del niño que Mark le contó toda la verdad a su compañera.  

Quizá te interese: Este pequeño de 9 años con cáncer terminal de cerebro tenía un sueño, y TODO el Departamento de Policía lo hizo realidad

Por otro lado, el doctor le informó a Mark que tenía un 80% de probabilidades de perder su sentido de la audición y otro 20% de sufrir algún tipo de parálisis facial. 

Así, luego de la cirugía, debió afrontar con gran fortaleza las consecuencias del cáncer, pues quedó sordo de su oído izquierdo y también tuvo que hacer frente a 10 meses de parálisis. 

Todos somos soñadores.

Es muy difícil imaginar cómo se pudo haber sentido durante todo este tiempo, pues perder la audición y quedar con parálisis facial pudieron haber terminado con su exitosa carrera como actor.  

Sin embargo, lo más importante de su historia es que él nunca dejó de luchar ni se rindió, y gracias a su empeño, logró recuperarse de esta enfermedad. El ejemplo de Mark nos demuestra que no se tratra solo de dinero: si no encuentras primero la fuerza y ​​la motivación para curarte, ninguna riqueza podrá ayudarte a sobrepasar el problema.

¡Cuídate, ten fe, sé fuerte! Lo más importante es no perder nunca la esperanza. 

Quizá te interese: Ella tiene cáncer cerebral y planea correr 7 maratones en 7 días, el motivo es muy conmovedor