ANIMALES

Tiburones al acecho: Guía sobre dónde viven estos depredadores y cómo protegerte de ellos

Date August 31, 2018 15:48

Los tiburones viven en diferentes puntos del planeta y existen más de 360 especies en todo el mundo. Sin embargo, solo 4 de ellas son peligrosas. De hecho, los buzos y fotógrafos que pasan mucho tiempo sumergidos en las aguas del océano terminan entendiéndolos muy bien.

No obstante, es necesario que sepas cuáles son las especies más peligrosas de tiburones y dónde viven, de esta manera podrás evitarlas en tu próximo viaje.

Los tiburones más peligrosos.

1. El tiburón toro.

Esta es considerada la especie más peligrosa y sedienta de sangre. Suele medir de 3 a 4 metros de largo, su piel es blanca o grisácea y vive en calma tanto en el agua dulce como en el agua salada. La razón de su agresividad son sus altos niveles de testosterona y, en algunos casos, han ocurrido ataques a personas que se han sumergido en el agua a solo 2 metros de distancia.

Hábitat:

Esta especie habita en las aguas costeras de los mares cálidos, las zonas tropicales y subtropicales del océano. Se encuentran en las Bahamas, las costas tropicales de África, Indonesia, Australia y América del Sur.

Carlos Aguilera / Shutterstock.com

2. El tiburón tigre.

Esta especie que puede llegar a medir hasta 5 metros vive muy cerca de la costa y se puede encontrar en las proximidades de las desembocaduras de los ríos. La gente suele encontrárselos con frecuencia porque sus lugares favoritos coinciden con aquellos donde a los surfistas y a los buzos les gusta nadar. Este tiburón vive solo pero forma grupos en las áreas de alimentación. Anualmente se presentan de 3 a 4 ataques por parte de estos especímenes.

Hábitat:

Los tiburones tigre prefieren las zonas costeras, desembocaduras de ríos, mares tropicales y subtropicales.

A Cotton Photo / Shutterstock.com

3. El tiburón oceánico o punta blanca.

Esta especie tiene una característica distintiva: sus aletas largas. Llega a medir hasta 4 metros y tiene una coloración marrón y blanca. Le gustan los mares cálidos y tiende a vivir cerca de la superficie, le gusta nadar solo y acompañar a los barcos.

No existen datos exactos sobre la cantidad de ataques por año; sin embargo, solo en diciembre de 2010, estos tiburones mataron a una persona en Egipto e hirieron a otras cuatro.

Hábitat:

El tiburón oceánico prefiere las aguas tropicales y subtropicales de todos los océanos y le gusta nadar en mar abierto.

Dray van Beeck / Shutterstock.com

4. Tiburón blanco.

Este es el tiburón más grande de todos los que viven en el mundo. Tiene una coloración blanca o grisácea y llega a medir hasta 6 metros; sin embargo, se llegó a registrar un espécimen de 11 metros. Se ve fascinante debido a su gran tamaño y a sus dientes afilados de 5 centímetros ubicados en varias filas.

Aunque sí es peligroso para las personas, la imagen de un depredador despiadado ha sido creada por las películas y no es fiel a la realidad. Esta especie suele ser un poco más tranquila que las anteriores y, a menos que se le provoque, preferirá seguir nadando.

Hábitat:

El tiburón blanco vive en las aguas moderadamente cálidas de todos los océanos, zonas costeras y mar abierto. Es conocido en el Mediterráneo, el sur de Australia, América del Sur, cerca de Alaska y California, en Estados Unidos.

Willyam Bradberry / Shutterstock.com

Quizá te interese: A esta modelo se le hizo fácil lanzarse al agua para posar con los tiburones: ¿Qué podría salir mal?

¿Cómo comportarse con los tiburones?

La mayoría de los ataques de tiburones suelen presentarse en los siguientes países:

  • Egipto.
  • Turquía.
  • Tailandia.
  • Australia.
  • Centro y Sudamérica.

Los tiburones generalmente atacan a las personas cuando los confunden con focas o peces. Por encima de todo, atacan a los buceadores y a los surfistas, y con menor frecuencia a los nadadores corrientes.

¿Qué deberías evitar hacer para no provocarlos?

  • No nades cerca de los pescadores.
  • Nada durante el día, cuando los tiburones descansan. Las noches son su momento de caza favorito.
  • No ingreses al agua con cortes y heridas recientes.
  • No nades en aguas sucias, eso te impedirá ver al tiburón y a otras amenazas.
  • No hagas movimientos bruscos ni generes ruido: eso atrae a los tiburones y a otros depredadores.
  • Los tiburones atacan con mayor frecuencia a los nadadores solitarios que a los grupos.
  • Quítate las joyas antes de nadar: el brillo en el agua puede atraer peces peligrosos.
  • No alimentes a los tiburones; esto solo los molesta y los acostumbra al hecho de que las personas son fuente de alimento. Cuando ellos se interesan en las personas, el peligro de un ataque aumenta.
  • No nades lejos de la orilla.

VisionDive / Shutterstock.com

Cuando el tiburón está nadando cerca.

  • No entres en pánico, muévete lentamente hacia la orilla o al bote sin hacer ningún movimiento brusco. Los tiburones sienten el miedo si tu comportamiento los provoca.
  • No toques ni molestes a los peces, eso aumentará significativamente la probabilidad de un ataque.
  • Te darás cuenta de que es agresivo cuando comienza a flotar a tu alrededor, reduciendo gradualmente el radio. En ese caso, debes decidir si tendrás tiempo de alejarte lentamente o es mejor prepararte para la protección.
  • Si está peligrosamente cerca, debes golpearlo con la mano o el pie en las branquias, los ojos o la nariz. No le des la espalda al tiburón y mantenlo a la vista hasta que se tranquilice.

Los tiburones son sin duda depredadores terribles, pero no representan un gran riesgo para las personas a menos que sean provocados. Cada año, los tiburones atacan a una o doscientas personas, 12 de las cuales mueren. Por su parte, el ser humano mata unos 11.400 tiburones por hora, es decir, casi 100 millones al año. Por lo tanto, deberíamos hacernos una pregunta: ¿quién es más peligroso?

Quizá te interese: Hombre sobrevive 29 horas a la deriva en el océano, rodeado de tiburones, medusas y alucinaciones


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.