12 factores que pueden causar infertilidad en las mujeres

Estilo de vida y salud

December 8, 2017 02:26 By Fabiosa

Es bien sabido que únicamente una mujer sana y un hombre sano pueden concebir un hijo sano. Para algunas mujeres, quedar embarazadas no es cosa fácil, incluso si eligen al compañero ideal y hacen todo correctamente.

Algunas mujeres nunca han tenido problemas cuando de fertilidad se trata, con sólo uno o dos intentos logran su embarazo. Otras, son menos afortunadas y tienen muchas complicaciones para conseguirlo.

Si te has preguntado qué puedes hacer para aumentar tus posibilidades de convertirte en madre, esta información te ayudará.

A continuación, te dejamos 12 factores que afectan la fertilidad en la mujer. Si estás intentando concebir un hijo, seguir estas recomendaciones puede serte muy útil.

1. Tener sobrepeso o peso bajo

Los kilos extras llevan a un cambio hormonal en el cuerpo de la mujer, que pueden resultar en infertilidad. Cuando el niver de grasa en el cuerpo es de 10% a 15% más alto de lo normal, el cuerpo se llena de estrógeno, el cual reduce las funciones en los ovarios y cambia el ciclo reproductivo.

Mantener un peso sano, que se logra con una alimentación nutritiva y con ejercicio moderado, es una de las cosas más importantes que las mujeres pueden hacer para aumentar sus posibilidades de quedar embarazadas.

Sin embargo, tener peso bajo tampoco ayuda mucho. Si la grasa corporal es de 10% a 15% menor a la que se requiere, la hormona que controla el hambre y determina el metabolismo disminuye. Esto puede desarrollar amenorrea (una complicación en el ciclo menstrual).

Es importante mantener un cuerpo en el peso normal y evitar cambios muy drásticos en él.

2. Mala nutrición

La falta de nutrientes apropiados interrumpe la regulación de hormonas importantes como la progesterona, insulina y testosterona. Este tipo de desórdenes metabólicos causan disfunción hormonal y reducen las posibilidades de quedar embarazada.

La comida rápida carece de sustancias biológicas activas que son necesarias pora que el cuerpo funcione con normalidad.

Para aumentar la fertilidad, debes comenzar a comer alimentos saludables y ricos en vitaminas y minerales. Además, asegúrate que desayunes bien. Estudios han mostrado que consumir la mitad de las calorías necesarias en la mañana, aumenta las posibilidades de quedar embarazada.

3. Estrés crónico

El estrés reduce las oportunidades de embarazo en un 29%. En algunos casos incluso provoca infertilidad. En cualquier situación crítica en la que se encuentre el cuerpo, comenzará a producir corticoesteroides en lugar de hormonas sexuales.

El estrés crónico puede cambiar el nivel de hormonas y la ovulación.

Si practicas yoga regularmente o acostumbras meditar, pronto notarás un cambio interno, incluyendo una sensación de calma.

4. Edad

Desafortunadamente, algunas cosas no pueden cambiar. Esto es específicamente cierto en el caso de la edad reproductiva de las mujeres. Luego de la menopausia, no hay ninguna posibilidad de convertirse en madre. La mayoría de mujeres tienen problemas de fertilidad después de los 35 años.

Pregúntale a tu mamá a qué edad comenzó su menopausia. Si empezó a una edad temprana, es probable que la tuya también lo haga.

La menopausia es un fenómeno individual.  Mientras algunas mujeres tienen problemas de fertilidad a una corta edad, otras pueden dar a luz a bebés sanos a los 40 años.

Si tienes más de 35 y tienes problemas para concebir, necesitas consultarlo con un especialista para descubrir si el problema es por la edad.

5. Exceso de actividad física

Hacer ejercicio regularmente hace que una mujer sea más esbelta, fuerte y llena de energía. Sin embargo, demasiado ejercicio puede causarte problemas si buscas un embarazo. Un estudio sobre fertilidad y esterilidad del 2012, mostró que las mujeres de peso normal que hacen ejercicio vigorosamente por más de 5 horas a la semana, experimentan problemas de concepción.

Mucho ejercicio afecta la ovulación.

La señal más clara de un posible problema por esto es un cambio drástico en el periodo menstrual. Si notas algún cambio en el color o la abundancia de tu ciclo, consulta a tu ginecólogo.

READ ALSO: 5 factores de riesgo que pueden afectar la salud reproductiva de la mujer e impedir el embarazo

6. Fumar

Fumar solamente daña tu cuerpo, es malo por todas las razones que podamos pensar, una de ellas es que disminuye las posibilidades en la mujer para poder concebir.

EL hábito de fumar destruye las hormonas y daña el ADN de hombres y mujeres. Si tú o tu pareja fuman, es mejor que vayan pensando en renunciar a ese horrible hábito.

Para agregar, si logras embarazarte y contnúas fumando, puedes dañar severamente al feto que se está desarrollando. Los hijos de padres fumadores también pueden verse afectados en cuanto a fertilidad en su futuro.

Incluso las mujeres que fuman de vez en cuando o son fumadoras pasivas, dañan su sistema endócrino y pueden tener problemas al momento de dar a luz.

Planear un embarazo es el momento perfecto para abandonar por siempre el cigarrillo.

7. Alcohol

Los médicos recomiendan fervientemente que dejes el alcohol si quieres quedar embarazada. Además de dañar la fertilidad de la mujer, el alcohol puede ser muy peligroso durante las primeras semanas del embarazo, causando un nacimiento prematuro u otros problemas.

Si sueñas con convertirte en madre de un niño sano, es momento de renunciar al alcohol. Más vale no tomar riesgos.

8. Cafeína

Algunos estudios han demostrado que la cafeína reducen las posibilidades de concepción. Aparentemente, la cafeína interfiere con las contracciones del músculo, que ayudan al huevo a moverse de los ovarios al útero a través de las trompas de falopio.

Cinco o más tazas de café al día, reducirá los chances de una mujer de convertirse en madre hasta en un 50%.

De acuerdo con algunos otros estudios, la cafeína no afecta la habilidad de las mujeres de embarazarse, pero si tienes problemas para hacerlo, mejor reduce tus tazas a 1 o 2 por día.

9. Problemas de tiroides

Los problemas de tiroides pueden desarrollar problemas en los ovarios y por ende reducir las posibilidades de embarazo. Por esta razón, las mujeres que están intentando embarazarse deben checar la actividad de su glándula tiroidal.

Problemas ginecológicos como ovario polístico, endometriosis, pólipos, entre otros, pueden reducir las posibilidades de embarazo o bien causar un parto prematuro.

Los pólipos en el útero pueden causar infertilidad. Afortunadamente este problema se corrige fácilmente con una intervención quirúrgica.

Mujeres con desórdenes autoinmunes como lupus o artritis reumatoide, también pueden tener problemas de concepción porque sus cuerpos rechazan el implante del huevo o reaccionan agresivamente al esperma de su pareja.

Un tratamiento a tiempo puede aumentar las posibilidades de embarazo. .

10. Salud sexual

En este mundo moderno, el sexo seguro se ha convertido en una necesidad. SI no usas condón, no solamente pones en riesgo tu salud si no tus posibilidades de tener un bebé en el futuro.

Las infecciones de transmisión sexual, como clamidia o gonorrea, pueden provocar problemas de fertilidad muchos años después de haberlas padecido.

La clamidia casi nunca presenta síntomas, así que muchas mujeres ni siquiera saben que la padecen.

El sexo sin protección ¡no es un juego! Debes usar condón siempre, sobre todo si estás con una pareja que no es estable.

11. Luz artificial en la noche

Todos sabemos que usar la computadora, tableta o celular por la noche causa problemas de insomnio. Este hábito no solamente arruina tu ciclo de sueño. Las luces artificiales reducen la formación de melatonina (una hormona del sueño), lo que afecta negativamente tanto tu habilidad para concebir como el desarrollo del feto cuando ya estás embarazada.

La insufisiencia de producción de melatonina puede interrumpir el reloj interno del feto en desarrollo, lo cual conlleva a muchos problemas.

Aunque esto parezca un factor poco importante, debes evitar el uso de estos aparatos en la cama.

12. Calidad en el moco cervical

Un moco especial que segrega el cérvix previene la penetración de los espermatozoides débiles a las trompas de falopio y regula los procesos de fertilización. Cualquier cambio anormal en la segregación de este moco, puede ser un factor que afecte la fertilidad.

Es extremadamente difícil saber cómo está la calidad del moco cercival, así que para ello se debe acudir con un especialista.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad y que logres un embarazo exitoso y des a luz a un bebé sano.

Source: Oddmenot, Health, Women's Health

READ ALSO: 10 características físicas y emocionales que diferencian el segundo embarazo del primero en toda mujer


Es importante aclarar que toda la información contenida en Fabiosa Español tiene un fin informativo exclusivamente, y que en ningún momento debe ser considerada como asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Nunca deje de buscar asesoramiento médico, no ignore el consejo médico, ni demore en buscar asistencia médica por algo que haya leído en este sitio