Lo que le hizo a un niño con miedo a volar está revolucionando la internet

Estilo de vida y salud

February 13, 2017 13:15 By Fabiosa

Imagina la siguiente situación, vas en medio de un vuelo de más de 10 horas y un niño sentado justo atrás empieza a llorar y gritar como si no hubiera un mañana. ¿Cuál sería tu reacción? La mayoría de las personas le lanzaría una de esas miradas que duelen a sus padres, de esas que si se traducen acertadamente dicen “¿puedes hacer que el mocoso que calle?”.

Pero ese no fue el caso del brasileño Natanael Silva. Durante una escala, un chico sentado justo tras de él empezó a llorar en el momento en que los pasajeros se acomodaban y el avión estaba listo para despegar.

Esta noticia posiblemente también te interese:  Una mujer le gritó que su hijo era repulsivo en la fila del super, su reacción me dejó sin palabras

Natanael se imaginó que el chico estaría asustado, así que se dio vuelta y trató de conversar con él. Le contó que siempre había viajado en avión y que jamás había tenido un problema, que no había razones para asustarse.

Su primer intento fracasó, el chico continuó llorando. Entonces Natanael se dio cuenta de que el niño tenía una figura de acción en la mano y empezó a preguntar sobre el héroe en cuestión, y le pidió al chico que se sentara junto a él, una vez sus padres dieron su visto bueno, el pequeño Gerard se sentó junto a Natanael.

Durante la conversación el adulto intentó distraer al niño, usando la bolsa para emergencias del avión como una capa y diciéndole al niño cosas como “mira tu héroe lleva una capa y jamás siente miedo, si te pones esta capa también, serás invulnerable, nada podrá asustarte”.

Entonces tomó la capa que había hecho y se la puso, tal como la capa del Capitán América, y después hizo una segunda capa y se la dio a Gerard para que la usara en caso de que sintiera medio. ¿Cuál crees que fue el resultado?

Esta noticia también es muy interesante : Luego de tener dos hijos, esta madre encontró la manera de practicar yoga y jugar con ellos a la vez

Gerard se tranquilizó y todos pudieron viajar tranquilamente.