Las 20 frases más memorables de Sir Francis Bacon

Noticias

October 5, 2016 13:52 By Fabiosa

Sir Francis Bacon nació el 22 de enero de 1561 en Londres. Fue un célebre filósofo, político, abogado y escritor inglés, padre del empirismo filosófico y científico. Desarrolló en su De dignitate et augmentis scientiarumn (De la dignificación y progreso de la ciencia) una teoría empírica del conocimiento y precisó las reglas del método científico experimental en su Novum Organum, lo que hizo de él uno de los pioneros del pensamiento científico moderno. Asimismo, introdujo el género del ensayo en Inglaterra.

johnmccaskey

En este post os vamos a presentar las frases más memorables de Sir Francis Bacon:


  • La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad.
  • Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde.
  • Si comienza uno con certezas, terminará con dudas; mas si se acepta empezar con dudas, llegará a terminar con certezas.
  • Vengándose, uno se iguala a su enemigo; perdonándolo, se muestra superior a él.
  • No hay cosa que haga más daño a una nación como el que la gente astuta pase por inteligente.
  • La ocasión hay que crearla, no esperar a que llegue.
  • Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer.
  • Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos.
  • El dinero es como el estiércol: no es bueno a no ser que se esparza.
  • Sin la amistad, el mundo es un desierto.

reference

  • En materia de gobierno todo cambio es sospechoso, aunque sea para mejorar.
  • La verdad es hija del tiempo, no de la autoridad.
  • Es un extraño propósito perseguir el poder y perder la libertad.
  • Es muy difícil hacer compatibles la política y la moral.
  • La lectura hace al hombre completo; la conversación, ágil, y el escribir, preciso.
  • Una persona que quiere venganza guarda sus heridas abiertas.
  • Un hombre está dispuesto a creer aquello que le gustaría que fuera cierto.
  • El hombre que se muestre solícito y cortés con un extranjero demuestra que es ciudadano del mundo.
  • El argumento se semeja al disparo de una ballesta, es igual de efectivo dirigido a un gigante que a un enano.
  • El egoísta sería capaz de pegar fuego a la casa del vecino para hacer freir un huevo.