Las 20 frases más famosas de San Juan Bosco

September 9, 2016 11:48 By Fabiosa

San Juan Bosco nació el 15 de agosto de 1815 en I Vechi, Italia. Fue un sacerdote, educador y escritor italiano del siglo XIX. . Fue un visionario de su tiempo al punto de predecir acontecimientos que se darían a lo largo del siglo XX en lo referente a sus salesianos, a la Iglesia católica y al mundo en general. El 1 de abril de 1934, solo 46 años después de su muerte en 1888, Juan Bosco fue canonizadopor el papa Pío XI. Juan Pablo II le confirió el título de «Padre, Maestro y Amigo de los Jóvenes».

twitter

Hoy os vamos a mostrar las frases más famosas de San Juan Bosco:


  •  Todos los ejércitos son inútiles si Dios no los asiste.
  • Haz el bien mientras aún tengas tiempo.
  • Perdona todo a otros, pero nada a ti mismo.
  • Nuestro mayor enemigo es la pereza; combatámosla sin descanso.
  • No dejes para mañana el bien que puedas hacer hoy. Quizás no haya un mañana.
  • No hagas nada hoy de lo que te puedas avergonzar mañana.
  • Tolera las imperfecciones de los demás si quieres que los demás toleren las tuyas.
  • Sin confianza ni amor, no puede haber una buena educación.

elonce

  • Recuerda, Dios no recompensa los resultados, sino el esfuerzo.
  • Déjate guiar por la razón y no por la pasión.
  • El descanso nunca significa pereza.
  • Una mente holgazana es el juguete del demonio.
  • Si queréis ser amados, debéis amaros a vosotros mismos.
  • El niño que no puede tolerar ofensas, que no puede aceptar el castigo de sus padres o superiores, aún está lejos de conocer la virtud.
  • Mantente lejos de la pereza y de las personas perezosas. Lleva a cabo tus labores, ya que cuando nos dejamos llevar por la pereza estamos en peligro de pecar.

boanergesresistencia

  • Si tus padres viven en la fe, serán buenos consejeros, porque te conocerán bien, y su consejo será bueno y fiable.
  • La pereza nos enseña todo tipo de vicios.
  • El buen cristiano obedece a sus padres, sus maestros y sus superiores, porque en ellos ve a Dios.
  • Dios a veces castiga a los padres negligentes en esta vida y acorta los días de los niños desobedientes.
  • En cuanto sientas la tentación, ocúpate con algo. La pereza y la modestia nunca van juntas.