Mozah bint Nasser al Missned: La mujer más influyente del mundo árabe

September 30, 2016 15:29 By Fabiosa

Para el mundo árabe su manera de vestirse es una verdadera audacia. El ex emir de Qatar ha permitido a su segunda esposa no sólo quitarse la paranjá y el hiyab, sino también entrometerse en los asuntos estatales.

Les presento, a Mozah bint Nasser al Missned, la segunda de las tres esposas del tercer emir de Qatar, el jeque Hamad bin Jalifa Al Thani, madre de siete hijos, una de las primeras damas más elegantes del mundo, y por sorprendente que pueda parecer, una figura política y pública.

A la edad de 18 años, Mozah se encontró en el lugar necesario y en el momento adecuado, ella conoció al futuro príncipe heredero, pero no tuvo prisa para casarse con él. Primeramente ingresó en la Universidad de Qatar, en la facultad de psicología, después, ingreso en varias pasantías en universidades prestigiosas norteamericanas. Y sólo después se casó.

Los primeros años de la vida familiar Mozah estuvieron dedicados a los niños. Y además, en aquel entonces Qatar no era un estado tan influyente en el mundo árabe, como lo es hoy. La situación cambió en el año 1995. Entonces, el marido de Moza dio un golpe de estado exangüe y tomó el poder en el país, tras derrocar a su propio padre. El golpe de estado fue apoyado por los omnipotentes, sobre Qatar comenzaron a hablar, el nuevo emir presentó al mundo a su segunda esposa, — la hermosa y educada Mozah.

La jequesa Mozah comenzó a dirigir diferentes programas humanitarios y de caridad, y cada vez más, comenzó a aparecer en público, vistiendo impresionantes trajes de las principales casas de moda del mundo.

La jequesa lleva y pantalones, y vestidos a medida. Uno de sus diseñadores favoritos es Ulyana Sergeenko.

En las imágenes de moda de Mozah, no hay ningún indicio de una verdadera “situación de moda” en Qatar, donde las mujeres andan en vestidos negros hasta el suelo (Abay), chales o niqab (sombreros negros, cubriéndose el rostro con una ranura estrecha para los ojos). Mozah lleva solamente un turbante y en ocasiones puede aparecer en pantalones.

Mozah ha sido criticada no sólo por su apariencia, sino también en relación con la política agresiva económica de Qatar. A este país diminuto en el golfo Pérsico, lo acusan de intentar capturar el segmento máximo del mercado del gas en todo el mundo.

La jequesa Mozah y el príncipe de Mónaco Alber II

La jequesa Mozah visita a George Bush, y su esposa, Barbara

Mozah con la reina de Gran Bretaña Isabel II y el príncipe Carlos

Carla Bruni-Sarkozy, y la jequesa Mozah

La jequesa Mozah ocupa una serie de puestos estatales e internacionales, incluyendo los honorables: dirige el Fondo para la educación, la ciencia y el desarrollo público de Qatar, es la presidenta del Consejo Supremo para asuntos de la familia; la vicepresidenta del Consejo Supremo para la educación; la enviada especial de la UNESCO. Mozah creó el Fondo árabe democrático, en el cual su marido hizo su primera donación de 10 millones de dólares. La labor principal del fondo es la ayuda para el desarrollo de los medios de comunicación masivos, libres y la sociedad civil.

Además, la jequesa Mozah, es la iniciadora de la creación del Parque para las ciencias y las tecnologías de Qatar, cuya apertura tuvo lugar a finales del año 2008. El parque ha atraído a más de 225 millones de inversiones, en particular de las principales compañías mundiales, como Microsoft, Shell y General Electric. Mozah construyó en las afueras de Doha, la capital de Qatar, la «Ciudad educativa», una ciudad universitaria, donde las conferencias a los estudiantes son leídas por los profesores principales de las universidades norteamericanas.

Al mismo tiempo, la jequesa Mozah está galardonada con los títulos honorables de doctor de la Universidad de Virginia, la Universidad de Texas A&M, la Universidad Carnegie Mellon, Imperial College de Londres y la Universidad de Georgetown. Desde el año 2010, ella es la dama comendadora de la Excelentísima Orden del Imperio Británico.

La dama comendadora con la reina de Gran Bretaña

Mozah tiene 56 años, y se ve increíble. Andan rumores que ella se ha gastado aproximadamente 2 millones de dólares en 12 cirugías plásticas. Los testigos que tienen negocios con el fondo de la jequesa, admiran su tenacidad y capacidad de trabajo, destacando su perseverancia, autoridad y lo que es muy difícil de imaginar, su feminismo.

Моzah acompañaba a su jeque en todos los viajes oficiales que requerían de la presencia de la primera dama.

Моzah ha entrado en la lista de las 100 mujeres más poderosas del mundo según versión de revista Forbes. Se dice incluso que el jeque Hamad se casó por tercera vez no por amor o beneficio, por contrariar a Mozah, para demostrarle que su poder tiene límites.

Pero de todos modos ninguna otra mujer ha podido ocupar el lugar de Моzah, la cual se ha convertido en una gran conocedora del protocolo de la diplomacia, y de la etiqueta internacional y, al parecer, ha encontrado la “clave” para el corazón y la mente del jeque, durante el reinado del cual, el pequeño Qatar comenzó a prosperar.