RESRVE

Fueron encarcelados por casarse, la increíble historia de esta pareja hace ya 50 años

November 18, 2016 17:40

Hace unos 50 años, Estados Unidos fue estremecido por un caso muy conmovedor. ¡Imagínese! ¡Un hombre blanco se atrevió a casarse con una afroamericana!

Mildred Jeter y Richard Loving eran de diferentes razas, pero esto no evitó que se amaran mutuamente. Ellos querían casarse, pero esto era ilegal en su estado. En 1958, se fueron a Washington, DC, para convertirse en un legítimo matrimonio. Pero cuando volvieron a Virginia, a la pareja literalmente la levantaron de la cama por la noche, fueron detenidos y condenados a un año de prisión. Sólo por el hecho de que estaban casados.

La corte otorgó un retraso en las conclusiones con la condición de que Mildred y Richard se fueran del estado. Sin embargo, este caso se volvió muy importante en la historia de los Estados Unidos. La pareja presentó una demanda exigiendo que retiraran los cargos. Pero sobre todo la pareja quería poner fin a tal discriminación.

La pareja no quería atraer mucho la atención. Ellos sólo querían justicia y vivir una vida familiar feliz y tranquila.

Este flagrante caso cambió las leyes del estado de en Virginia. La pareja recién casada, logró anular el efecto de la Ley de 1924 sobre las diferencias raciales en el estado de Virginia, que también prohibía registrar los matrimonios entre las personas que fueran clasificadas como “blancas” y entre las personas que la ley nombraba “de color”.

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos trató de mantenerse al margen. Sin embargo, no sucedió así, porque la constitución tomó el curso de la situación.

En 1967, el caso de “Loving en contra del estado de Virginia” terminó exitosamente. El 12 de junio, los jueces del Tribunal Supremo anunciaron el veredicto: “Richard y Mildred Loving tienen derecho a despertarse por la mañana juntos y conciliar el sueño en la noche sin temor a que el sheriff llame a la puerta de su dormitorio o invada su privacidad alumbrándoles sus caras con una linterna de bolsillo”.

La lucha de nueve años de Mildred y Richard Loving por su amor llegó a su fin con la victoria total, por supuesto con la ayuda de los abogados. Como resultado, muchos ganaron de estos hechos y no sólo los acusados. A partir de ese momento, las parejas mixtas pudieron vivir en paz en todos los estados de Estados Unidos. El tribunal supremo de Estados Unidos declaró nula la ley que restringía la cohabitación y el matrimonio entre personas de diferente color de la piel y raza.

En 2007, Mildred Loving, ya viuda, celebró la victoria en el aniversario de los 40 años de su boda.

¡En mi opinión, es una historia brillante y formidable, con un final feliz! Ellos no sólo ganaron el derecho a su propia felicidad, sino el derecho y la felicidad de muchos otros.