REALEZA

Prensa alemana critica con rudeza la conducta de Leonor y Sofía en el posado real de Marivent

August 7, 2019 21:16

Leonor y Sofía, las hijas de los Reyes de España, ya han crecido y se encuentran en plena adolescencia, pues tienen 14 y 12 años respectivamente, sin embargo, en cada aparición que hacen se muestran todavía cercanas a sus padres.

Getty Images / Ideal Image

El ejemplo más reciente de esta cercanía se dio el fin de semana cuando acompañaron a Felipe y Letizia en el posado de los reyes que hicieron en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, donde las chicas permanecieron pegadas a sus padres en todo momento.

Getty Images / Ideal Image

El gesto de las jovencitas, en especial la gran cercanía que tiene Leonor con los miembros mayores de la familia, no logró pasar desapercibida y la princesa se llevó algunas críticas por parte de la prensa alemana que cuestiona porqué han de llevar a Leonor de la mano en todo momento si ya está en edad de ser más independiente.

Getty Images / Ideal Image

Cabe recordar que la princesa Leonor es la mayor, pero no lo parece, pues su hermana pequeña ya la ha rebasado en altura y también en seguridad, ya que Sofía no tiene problema en caminar por la calle sin la mano segura de sus padres o Doña Sofía para sentirse cómoda frente a las cámaras que siempre los persiguen.

Getty Images / Ideal Image

Bajo el título "Leonor de España: Papá, quédate conmigo", la publicación Brunte escribió lo siguiente:

Leonor y Sofía intercambiaron miradas y sonrisas con los padres. La princesa de la corona parecía un poco insegura, siempre buscando la mano de su padre. Su hermana Sofía adoptó un enfoque más relajado y sonrió con confianza a las cámaras.

Getty Images / Ideal Image

Aunque al final esta conducta podría ser solo una costumbre de Leonor, alegra saber que la adolescencia no ha hecho que las hijas de Felipe y Letizia pierdan el cariño por su familia y que los acompañen de buen agrado en cada aparición, además de mostrarse sonrientes para las fotos. Por esto, solo el tiempo dirá si hay algo de qué preocuparse en la conducta de las princesas.