NOTICIAS

Revelan el magnífico regalo de bodas de la reina Isabel para Harry y Meghan Markle

June 9, 2018 03:29

Tal como se supo unos días antes de la gran boda real, los ahora duques de Sussex, Harry y Meghan, les pidieron expresamente a sus invitados que no les enviasen regalos de boda, sino que usasen el dinero para donarlo a 7 instituciones de caridad elegidas cuidadosamente por ellos. Pues bien, informaciones recientes han revelado que la reina hizo caso omiso a la petición de los contrayentes y decidió darles un regalo que ha dejado a más de uno sin palabras.

Embed from Getty Images

De acuerdo con la información difundida por los medios locales, su majestad la reina les ha regalado a la pareja real de recién casados la Cabaña York, de su extensa finca Sandringham. La Cabaña York es una casa solariega real donde está situada la adorada residencia Sandringham de su majestad.

Embed from Getty Images

Quizá te interese: Kate Middleton presumió tremendo anillote en la boda real, regaló el Príncipe Guillermo

Se estima que toda la propiedad mide unas 8.000 hectáreas e incluye un parque público de 204 hectáreas y un jardín de 24 hectáreas, el cual está conectado con la residencia principal. El nuevo hogar de los duques de Sussex data de la época del rey Eduardo VII, quien se la regaló a su hijo, el futuro rey Jorge V en 1893.

Embed from Getty Images

Harry y Meghan viven actualmente en la Cabaña de Nottingham, en las instalaciones del palacio de Kensington y usarán su nueva residencia como un refugio vacacional. Lady Donaldson, la primera  alcaldesa de Londres dijo una vez:

La Cabaña de York en su propio contexto es un monumento a la excentricidad de la familia que vivió allí.

Embed from Getty Images

Todo parece indicar que la reina tiene el hábito de regalar propiedades a los miembros de la familia real. De acuerdo con los registros que se tienen, la monarca le dio Sunninghill Park al príncipe Andrés, Birkhall al príncipe Carlos y Anmer Hall al príncipe William y Kate Middleton.

Embed from Getty Images

No obstante, la mayoría de los invitados acataron la petición de los novios y optaron por transformar sus regalos en donaciones para los más necesitados. Así, pues, el primer ministro canadiense emitió un comunicado en el que expresaba que su nación donaría 29.000 libras esterlinas  a una organización de caridad llamada Jumpstart.

Embed from Getty Images

El primer ministro de Nueva Zelanda realizó una donación de 2.500 libras esterlinas a una organización caritativa que apoya a hijos y familiares de prisioneros, llamada Pillars. Finalmente, El primer ministro australiano dijo que su país haría una contribución importante a la caridad Invictus Games, cuyos juegos se llevarán este año en la capital australiana, Sídney.

Fuente: Express

Quizá te interese: Oro galés: el raro metal precioso que la familia real utiliza en sus anillos de boda desde hace 100 años