NOTICIAS

Él se infiltró en la boda de dos extraños y la fotógrafa registró el momento exacto en que lo descubrieron

May 24, 2019 01:49

Definitivamente, todos amamos asistir a una boda. Es la oportunidad perfecta para lucir nuestro mejor atuendo, divertirnos con nuestros amigos y familiares y comer, beber y bailar durante toda la noche.

Hrytsiv Oleksandr / Shutterstock.com

Por esta razón, parece comprensible que existan en el mundo verdaderos fanáticos de las fiestas de matrimonio, quienes están dispuestos a todo para tener una noche de diversión al mejor estilo de Los Rompebodas.

Este es el caso de Mark Allen Saunderson, un hombre de 37 años que fue sorprendido después de haberse infiltrado en la boda de Adam y Sadie Dakja. Al parecer, el hombre probó los entremeses, disfrutó de los tragos e incluso pudo divertirse con la música antes de ser descubierto por los novios.

Al parecer, todo ocurrió cuando la pareja hacía su primer baile como marido y mujer. En ese momento, la fotógrafa Val Ritter estaba concentrada registrando la romántica tradición, hasta que sintió que alguien se tropezaba con ella.

Cuando se dio la vuelta, descubrió que el desconocido intentaba bailar con ella mientras hacía un baile extravagante, esta acción logró llamar la atención de los novios y fue en ese momento cuando descubrieron que ninguno de los dos conocía a aquel hombre.

Quizá te interese: Esta boda terminó convertida en un verdadero caos ¡y todo por un centro de mesa!

Por la manera en que se presentaron los hechos, la fotógrafa pudo registrar el instante exacto en el que la pareja descubre al infiltrado, una imagen que rápidamente se hizo viral. Sin embargo, ambos decidieron tomar la situación con mucho humor:

Mi esposo y yo nos miramos y ambos dijimos: “Pensé que él estaba contigo”. Entonces nos reímos.

¿Rompebodas de la vida real? Diputados de Florida dijeron que Mark Alan Saunderson, de 37 años, interrumpió una recepción al participar en el primer baile de los novios.

Pero a pesar de las risas, la familia de Sadie se apresuró a sacar al hombre de la fiesta. Sin embargo, él insistió en regresar, por eso fue expulsado nuevamente y acusado de conducta desordenada frente a las autoridades de la zona.

Pocos días después, el hombre recuperó su libertad, pero según el informe que brindó la policía a Yahoo Lifestyle, ese mismo día trató de colarse en otra boda dentro del mismo edificio y se encontraba tembloroso y con los ojos inyectados en sangre.

Según Ritter, esta no es la primera vez que sorprende a un colado dentro de una boda. Estos hechos suelen presentarse con mayor frecuencia de lo que se cree y ella siempre lo nota porque ellos buscan ponerse frente a la cámara.

Por fortuna, los Dajka lo tomaron con mucha diversión y piensan que será una anécdota que su familia y amigos recordarán por siempre. ¿Qué pensarías si ocurre algo similar en tu boda?, ¿podrías tomarlo con el mismo buen humor?

Quizá te interese: Acudió a una boda con 10 recipientes para llevar comida a casa y la novia no contuvo la indignación