NOTICIAS

Un bautizo muy diferente: La ceremonia del príncipe George no se pareció a la de sus hermanos

July 16, 2018 17:56

Recientemente, se llevó a cabo el bautizó del príncipe Louis en la capilla real del Palacio de St. James, pero esta celebración tan hermosa tuvo unas cuantas diferencias muy significativas al compararla con los bautismos de los príncipes George y Charlotte. ¿Quieres saber cuáles fueron?

Tanto el príncipe George como la princesa Charlotte fueron bautizados por la mañana, pero la ceremonia de Luis se realizó por la noche. Una declaración emitida por Kensington Palace antes de la ceremonita anunció lo siguiente:

El servicio comenzará a las 4 de la tarde y durará aproximadamente 40 minutos.

Otra diferencia fue que tanto George como Charlotte, fueron bautizados en la Iglesia de Santa María Magdalena en la finca de la reina de Sandringham en Norfolk. Mientras que el novel príncipe George fue bautizado en el mismo lugar que su tía Meghan Markle: la capilla real del Palacio de St. James.

Hace poco, se descubrió que la fecha del bautizo de Louis tiene un significado especial para la reina Isabel y el príncipe Felipe, ya que es el mismo día en que anunciaron su compromiso en 1947. ¡Qué dulce!

Quizá te interese: 6 joyas que el príncipe William obsequió a Kate Middleton para conmemorar acontecimientos especiales

 

Tal y como se planeó, la mayor parte del evento se mantuvo como un asunto privado, excepto por unas cuantas imágenes de uno que otro paparazzi para complacer al público. Es comprensible que familia quisiera mantener este momento para la intimidad; dado que es una ceremonia religiosa privado y no tanto como un evento de interés nacional como las bodas.

Embed from Getty Images

Otra grata diferencia fue la presencia de los duques de Sussex en el evento. En las ceremonias bautismales anteriores obviamente no se pudo contar con la presencia de Meghan al no haber sido parte de la familia oficialmente. De la misma manera, el tío Harry tampoco estuvo presente dado que estaba de viaje en África cumpliendo ciertas obligaciones para la corona.

gettyimages

No obstante, la mayor diferencia fue la ausencia de los bisabuelos: la reina y el duque de Edimburgo. Lamentablemente, se tenía previsto que el matrimonio acudiera, pero, horas antes, el Palacio de Buckingham anunció que no podrían asistir. ¿La razón? La reina tiene entre sus planes esta semana la vista del presidente Trump. Por lo que su agenda está sumamente topada.

En definitiva, más allá de las diferencias y las similitudes que acontecieron esta vez, el evento bautismal fue todo un éxito y marcó el comienzo de la fe cristiana en la vida del pequeño príncipe George.

Fuente: Hola

Quizá te interese: La razón por la que el Príncipe William no lleva su anillo de matrimonio es una mera cuestión de estilo