VIDA REAL

"Elijo mi trabajo antes que a mis hijos": las polémicas declaraciones de una madre abogada

November 13, 2019 20:09

El papel de una madre dentro de la sociedad se ha transformado a lo largo del tiempo y mientras que hace algunas décadas, las mujeres debían de conformarse con hacerse cargo del hogar y de los hijos, actualmente existen más mujeres que buscan realizarse profesionalmente al tiempo que le dan una oportunidad a la maternidad y Lara Bazelon es una de ellas.

Esta controvertida profesora norteamericana de Derecho se ha convertido en el centro de un acalorado debate debido a las polémicas declaraciones que publicó en un interesante artículo para el New York Times, donde afirma que le da prioridad a su trabajo que a sus hijos. ¿Una decisión necesaria o injusta?

Elijo mi trabajo antes que a mis hijos.

Aunque muchos podrían tachar de irresponsable, inconsciente y hasta insensible a Lara, la realidad es que detrás de sus palabras, existe una justificación que visibiliza la cruda realidad a la que se enfrentan las mujeres laboralmente hablando.

Toda madre trabajadora es cuestionada acerca de cómo compagina su vida familiar con la laboral. Pues no, eso no se puede. El término ‘conciliación’ atrapa a la mujer en un círculo sin fin de vergüenza y auto-críticas.

De modo que ser mamá y mujer trabajadora supone una inevitable inclinación en la balanza, sobretodo cuando eres madre soltera, como en el caso de Lara.

Y yo, como muchas mujeres, doy a menudo prioridad a mi trabajo. Y lo hago porque, como cabeza de familia de una unidad monoparental, soy la única que aporta dinero.

Kaspars Grinvalds / Shutterstock.com

Esta decisión no es algo que la abogada disfrute, porque como a cualquier otra madre, Lara también desearía tener más tiempo para poder disfrutar al lado de sus hijos, cuestión que implica todo un reto porque muchas veces la cantidad de trabajo supera la situación.

Me he perdido momentos especiales y ahora intento centrarme en aprovechar y pasar más tiempo con ellos. Pero siempre hay algo de mi trabajo que me reclama y no puede esperar. A veces, mis decisiones me ponen triste. A veces siento dudas, culpa y miedo. Sé que no soy una ‘madre normal’, porque mis hijos me lo dicen. Pero me recuerdo a mi misma que esto no me hace ‘mala madre’, y que si fuese un padre, probablemente me estarían felicitando constantemente.

Yuganov Konstantin / Shutterstock.com

Otro escandaloso ejemplo.

Mientras muchas mamás anteponen su trabajo a sus hijos por cuestiones de supervivencia, existen otras que lo hacen... ¿por amor? Tantas otras mujeres han confesado que aman más a sus esposo que a sus hijos, a pesar del linchamiento social que estas afirmaciones puedan implicar.

EpicStockMedia / Shutterstock.com

Sin duda la entereza y el amor de Lara por sus hijos es admirable y deja en claro que una mamá tiene que hacer lo que una mamá tiene que hacer, con todo lo que eso implica.