VIDA REAL

"Era revisión de rutina": Periodista se realiza examen para reportaje y descubre que tiene cáncer

November 8, 2019 00:45

Descubrir que tienes cáncer es siempre una noticia devastadora, pero hacerlo cuando te encuentras realizando un reportaje para el trabajo y sin ninguna razón o antecedente que te haga creer que tienes algo que temer, es una experiencia sumamente abrumadora, tal como le sucedió a la periodista Ali Meyer, de un noticiero local en Oklahoma.

La reportera se realizó una mamografía de rutina, solo para descubrir que tenía cáncer de mama en una etapa temprana.

No me preocupaba, no tenía quistes ni historial familiar; no tenía ninguna razón para imaginarme que mi mamografía de rutina terminaría afectándome tanto. Solo esperaba un examen de protocolo pero las cosas no salieron así.

Un devastador tratamiento.

Aunque al principio los médicos le dijeron que no había de qué alarmarse porque padecía cáncer de mama ductal no invasivo, una etapa muy temprana y fácil de tratar, la vida le dio un vuelco de 180 grados a la pobre periodista.

Después de hablar con decenas de especialistas, todos estuvieron de acuerdo en que debía removerme el seno para evitar que el cáncer se expandiera al resto de mi cuerpo. Sé que fue mi decisión pero me sentí obligada a mutilarme, fue como si el cáncer se robara una parte de mí.

A pesar de la noticia, la operación fue exitosa y Ali pudo conservar la forma de su seno de manera intacta. Gracias a la sorprendente experiencia, la periodista ahora comprende la importancia de las mamografías y revisiones tempranas.

Mis opciones quirúrgicas, mi recuperación y mi resultado fueron mejores porque mi mamografía encontró el cáncer antes de que supiera que estaba allí.

Libre de cáncer.

Ahora a un año del incidente, Ali se encuentra completamente libre de cáncer, vive y disfruta su vida como si fuera el último día y gracias a su segunda mamografía, ha descartado cualquier posibilidad de volver a batallar con la enfermedad.

Estoy emocionado y aliviado de decirle que mi mamografía fue clara, sin signos de cáncer de mama.

La historia de Ali es una verdadera inspiración para las mujeres y debe de servir para hacer conciencia sobre la importancia de las revisiones de rutina, ¡en verdad salvan vidas!