La verdadera causa del hipo y todas las formas comprobadas para detenerlo, sin meter sustos

Estilo de vida y tendencias

May 11, 2018 21:16 By Fabiosa

Durante el años, el hipo era un gran misterio para la ciencia médica. El cuerpo humano y los mamíferos en general, tienen cientos de funciones o reflejos involuntarios, todos con un propósito, pero el hipo carecía de uno. El hipo, es una contracción del diafragma que produce el cierre de las cuerdas vocales (por eso suenan "hic").

Suele durar minutos y en algunos casos hasta varias horas. Las principales causas conocidas del hipo, son las siguientes.

Causas:

- Beber alcohol o bebidas carbonatadas;

- comer demasiado;

- emociones fuertes o estrés repentino;

- cambios repentinos de temperatura;

- tragar mucho aire al masticar chicle o comer caramelos.

Nattakorn_Maneerat / Shutterstock.com

Quizá te interese: ¿Las mascarillas faciales no funcionan? Hay algo que podrías estar haciendo mal

¿Cómo se detiene?

Con el hipo, todo el mundo parece tener una solución; sin embargo, estos son tratamientos que realmente funcionan y han sido comprobados:

- Tomar agua muy fría lentamente;

- respirar profundo y mantener por 10 segundos el aire, luego exhalar y repetir esta técnica al menos tres veces;

Billion Photos / Shutterstock.com

- respirar adentro de una bolsa de papel;

- sentado, llevar las rodillas al pecho y abrazarlas por 2 minutos;

- tomar agua por el lado más alejado del vaso;

- colocar una rebanada de limón en la lengua y succionar el jugo;

- colocar azúcar sobre la lengua y dejarla derretir;

- hacer gárgaras.

Alexeysun / Shutterstock.com

En la mayoría de los casos, el hipo es tan solo una molestia. Sin embargo, si es demasiado frecuente o duradero, es importante consultar al médico para descartar alguna condición digestiva.

Fuentes: Medical News Today, Mayo Clinic

Quizá te interese: Un pediatra que trata a enfermos terminales compartió lo más hermoso que ha escuchado de sus pacientes


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.