Pensó que estar en la parte trasera de un barco sería divertido, pero el error le costó la vida

Estilo de vida y salud

July 4, 2018 20:48 By Fabiosa

Sarah Pool, quien se cayó en el lago Travis ubicado en la localidad de Texas en Estados Unidos, tenía monóxido de carbono en las células de su cuerpo. Los oficiales encargados de la investigación sospechan que esto se debe a que probablemente en vida estuvo sometida a la inhalación de gases provenientes del escape de un barco.

La pequeña Sarah estuvo en el mencionado lago en fecha 11 de junio con un campamento de la iglesia a la que era devota. Mientras colgaba algunos afiches en la parte posterior de un barco junto con otras dos chicas, un raro desmayo provocó la caída de Sarah al profundo lago del cual nunca resurgió. De acuerdo al Sheriff del Condado de Travis, Roger Wade, Sarah no llevaba un chaleco salvavidas, y las otras dos chicas eran muy jóvenes para saltar a ayudarla.

Después de una búsqueda extensa, los investigadores pudieron hallar el cuerpo de la joven Sara a la fecha del 13 de junio. Sus hallazgos fueron entregados a la oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Travis, que es el procedimiento estándar para las muertes accidentales, dijo también Wade.

Los expertos en seguridad sobre embarcaciones como Mitch Strobl, le recomiendan a la gente que no permanezca en la parte posterior de un barco mientras éste se encuentra en movimiento. Es una acción muy peligrosa debido a que el motor va realizando combustión que genera monóxido de carbono, el cual resulta tóxico para nuestro organismo.

 Si el motor está en marcha, se están creando gases de escape", dijo Strobl. "gases de escape iguales al monóxido de carbono.

Los centros para el control y la prevención de enfermedades así como la guardia costera de los Estados Unidos han emitido información de seguridad pública que advierte a la gente sobre estos peligros.

Las muertes en bote relacionadas con el monóxido de carbono no son comunes. En los últimos cinco años, el envenenamiento con monóxido de carbono contribuyó a 16 muertes en todo Estados Unidos, según datos de la guardia costera.

 

Quizá te interese: Un pequeño de 2 años murió asfixiado accidentalmente con la correa de la bolsa de su madre

 

El quiropráctico Larry Mann de Austin, Texas dijo que perdió a un amigo en California por ahogamiento con monóxido de carbono emitido de un barco. Antes de eso, Mann era de os que pensaba que las advertencias sobre los peligros del monóxido de carbono eran exageradas. “La gente necesita sensibilizar sobre este tema”, dijo.

“Usar un chaleco salvavidas es también esencial para la seguridad en el canotaje”, dijo Strobl.

También expresó:

Si pudiera poner dos cosas en la cabeza de cada Barquero, sería llevar un chaleco salvavidas y no beber en el barco (...) serían dos cosas ideales para reducir los incidentes de navegación sustancialmente.

En los incidentes ocurridos en embarcaciones, el 84 por ciento de las víctimas de ahogamiento involucradas en accidentes de navegación no llevaban chaleco salvavidas, según datos de la guardia costera.

La compañía de Strobl ofrece los cursos de “educación sobre seguridad de los navegantes” (Aprobado por el Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas) en el que abarca entre sus temas “los peligros de la seguridad de chalecos salvavidas y monóxido de carbono”.

Es muy importante tener en cuenta que se debe estar certificado para manejar un bote, tener la preparación adecuada para realizar esta actividad siempre hará la diferencia a la hora de evitar cualquier accidente.

Fuente: Statesman

Quizá te interese: Chile está de luto: falleció el ex nadador Víctor "Tiburón" Contreras a los 73 años