Compartió la foto de su hilarante experiencia con las cremas bronceadoras y las redes estallan de risa

Estilo de vida y salud

May 15, 2019 00:36 By Fabiosa

Una piel bronceada suele ser sinónimo de juventud y belleza, por lo que las personas que no viven en partes del mundo que les permitan asolearse con facilidad suelen recurrir a productos cosméticos para lograr ese efecto veraniego tan envidiable. Por lo general, las lociones autobronceantes suelen realizar un buen trabajo y la coloración se va sola con el paso de los días, pero a veces las cosas pueden salir mal.

g-stockstudio / Shutterstock.com

Esto le pasó a Louise Harper, una mujer británica de 40 años que quería lucir una piel más radiante para un concierto de tenía que dar. Harper se dedica al canto y a la música, por lo que la apariencia es muy importante para generar una buena impresión en su público. Para verse más bronceada, la mujer compró una loción para matizar la piel, se la aplicó en el rostro y el cuerpo y se fue a dormir.

Al día siguiente, su hijo de 13 años le hizo notar que algo no estaba bien. “Parece que tienes colmillos, mamá”, le dijo. Cuando se miró al espejo, Harper apenas podía creer lo que estaba viendo. Al parecer, su hábito de babearse mientras duerme le jugó una mala pasada y logró que la loción se destiñera en la zona de los labios. “Sentí que se me estrujaba el corazón y casi me muero”, recordó la mujer.

"Madre que se aplicó un bronceado falso antes de dormir se despertó con 'colmillos' luego de que el producto se corriera por babearse en sus sueños".

Tras intentar remover el resto del bronceado falso de su rostro con cremas astringentes y una esponja de baño, Harper no tuvo más remedio que acudir a sus mejores amigas para que la ayudaran a subsanar esta embarazosa situación. Entre risas, le recomendaron una base de maquillaje que la ayudó a disimular las manchas en su rostro. “El maquillaje funcionó, pero como estaba en un escenario expuesta a las luces, debí retocarlo cada tanto. Por suerte, las manchas ya desaparecieron”, afirmó aliviada.

Harper decidió compartir su experiencia en redes sociales para reírse un poco de sí misma, pero también para generar conciencia acerca de las posibles consecuencias no previstas de usar ciertos productos de belleza. Sin dudas, la próxima vez que quiera lucir más bronceada, Harper optará por tomar algo de sol en vez de embadurnarse en cremas.