¿37 años, vegana y con ese aspecto? Emma Hurst calla a quienes la critican de la mejor manera

Estilo de vida y salud

April 17, 2019 12:57 By Fabiosa

La edad no debe ser un impedimento para lograr alcanzar tus objetivos y si tú no te pones ningún límite, mucho menos debes permitir que los troles de internet lo hagan. Por esta razón, la fisicoculturista australiana Emma Hurst, dejó en silencio a todos los que exclamaban que era demasiado vieja para competir.

Esta mujer de 37 años comezó a darle duro al gimnasio para bajar de peso y ganar músculo, de modo que decidió ir con todo para competir en concursos mostrando su increíble figura, consiguiendo la medalla de oro en su primera competición incluso.

Me dijeron que al tener 37 era demasiado vieja para competir y terminé ganando tres de cuatro competiciones.

Emma cuida bastante su alimentación, la cual se basa en avena, bayas, tofu, aguacate, arroz integral y quinoa, entre otros. Además de que se ejercita constantemente y el gimnasio no lo es todo, también se está preparando para correr en un ultramaratón de mil kilómetros. ¡Esta mujer es imparable!

El novio de Emma, Damon Salakas, también es fisicoculturista y juntos son una pareja ganadora.

Lo impresionante de Emma, es que gracias a su voluntad, determinación y gran disiciplina para seguir su rutina alimentaria y de ejercicios, logró transformar su cuerpo en tan solo doce semanas. Por muy increíble que parezca, esta mujer es todo un ejemplo a seguir pues no le dio lugar a sus haters para desanimarla, y al contrario, calló sus críticas con sus actos.

¡Bien dicen que las acciones valen más que las palabras! Y en este caso, también ganan muchas competiciones.

Usualmente las personas con sobrepeso pueden pensar que son los más atacados en las redes sociales, pero este caso nos demuestra que no es cierto, incluso un cuerpo perfecto también es motivo de críticas, comentarios desafortunados y envidia de la mala.

Por eso, ¡hay que hacer caso de las personas mal intencionadas y enfocarnos sin titubear en nuestras metas!