Un nuevo estudio revela que las mujeres con pareja ocupan más tiempo en las tareas del hogar que las solteras

Estilo de vida y salud

May 13, 2019 16:58 By Fabiosa

Durante muchos años, las tareas domésticas han sido consideradas como “cosas de mujeres”. Con el paso del tiempo y el advenimiento de los colectivos de luchas por la igualdad, las mujeres fueron adquiriendo derechos y la repartición de las tareas de crianza y cuidado del hogar se fueron distribuyendo de manera más equitativa.

Freer / Shutterstock.com

Sin embargo, aún queda mucho camino por desandar, ya que un estudio reciente reveló que las mujeres casadas y con hijos le dedican en promedio el triple de tiempo a las tareas domésticas que las madres solteras o divorciadas. La investigación fue llevada a cabo por sociólogos de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee y una de las hipótesis que plantean para explicar estos resultados es que las mujeres casadas son más susceptibles a las presiones sociales.

Oksana Shufrych / Shutterstock.com

Puede que las mujeres casadas sientan que para ser una buena esposa tengan que priorizar el cuidado del hogar y de los niños por sobre su tiempo de ocio o de descanso”, dijo una de las coautoras del estudio, Joanna Pepin. Además, agregó que estas expectativas están arraigadas en las concepciones sociales de lo que significa ser esposa y madre.

Africa Studio / Shutterstock.com

Por fortuna, es posible revertir estas tendencias mediante el diálogo y la organización. Por cuestiones culturales, muchas veces los hombres no saben realizar algunas tareas hogareñas o tienen miedo de fracasar. Para ayudar a que un hombre gane confianza en sí mismo para hacerse cargo de ciertas labores, se debe apoyarlos y enseñarles a realizar aquellas tareas con las que no se sientan cómodos.

MCarper / Shutterstock.com

Para una convivencia sin fricciones, es necesario que haya acuerdos mutuos para mantener el hogar limpio y en orden. Como adultos responsables, tanto hombres como mujeres deben aprender a realizar su parte para que los dos puedan desarrollar sus vidas al máximo y ninguno se sienta sobrecargado con las tareas domésticas.