10 verdades que todas las mujeres merecen saber sobre la ligadura de las trompas de Falopio

Estilo de vida y tendencias

June 1, 2018 16:45 By Fabiosa

La decisión de no tener hijos es totalmente comprensible. Cada mujer y/o pareja puede tener sus propias razones y eso no debe ser cuestionable. Sin embargo, a veces no existe plena consciencia sobre los distintos procedimientos que existen de esterilización, sus riesgos o sus niveles de efectividad y, por eso, se toman decisiones de las cuales, a la larga, pudiéramos arrepentirnos.

La ligadura de las trompas de Falopio o la ligadura tubárica es uno de estos métodos. Se trata de un procedimiento que es irreversible y que dejará a la mujer estéril para toda la vida. Existen médicos que la recomiendan, sin embargo, cuando se trata de pacientes jóvenes, muchos sugieren buscar otros métodos. Como alrededor de este procedimiento se han creado muchos mitos, hoy queremos hablarte de ellos y contarte la verdad sobre esta cirugía.

1. En realidad, la operación no es una ligadura o atadura.

Shidlovski / Shutterstock.com

Muchas personas no comprenden realmente en qué consiste el procedimiento, debido a su nombre de ligadura. Algunas personas piensan que se trata de una atadura, pero realmente no es así. Se trata de un proceso de implica la cauterización o sean, se queman las trompas, para evitar que los espermatozoides pasen al sistema reproductivo femenino.

2. Es un proceso irreversible.

El procedimiento generalmente es irreversible y es por eso que los doctores recomiendan que las mujeres estén muy seguras de su decisión antes de someterse al procedimiento.

3. No dejarás de producir óvulos.

VonaUA / Shutterstock.com

Tu ciclo menstrual seguirá ocurriendo hasta que llegues a la menopausia. Cada mes un ovocito madurará en uno de tus ovarios, y este viajará hasta las trompas de Falopio, pero como estas fueron cauterizadas el óvulo no podrá ser fecundado por un espermatozoide. Tu propio organismo se encargará de descomponerlos y absorberlos ahí, o en alguna otra parte del abdomen.

4. Los cambios en el período no son resultado de la cirugía.

A diferencia de lo que muchas personas suelen pensar, cualquier tipo de cambio en el ciclo menstrual de una mujer que se ha ligado, no está relacionado propiamente con el método de esterilización.

5. La cirugía no es un factor de riesgo para el cáncer.

Sofia Zhuravetc / Shutterstock.com

Al contrario de lo que muchas veces se repite en la voz populi la ligadura de las trompas de Falopio no implica riesgo alguno de cáncer, en ninguno de los órganos reproductivos femeninos. Algunas investigaciones afirman que luego de la operación las pacientes disminuyen su riesgo de padecer cáncer ovárico.

Quizá te interese: 3 Síntomas del proceso de ovulación que pueden afectar de forma negativa el bienestar de una mujer

6. El mejor momento para hacer la intervención quirúrgica.

Claramente, el mejor momento para hacer este procedimiento es cuando la mujer decida y esté segura de que ya no desea tener más hijos. Sin embargo, debido a los riesgos de la operación, muchos especialistas afirman que el mejor momento es después de practicarse una cesárea. Esto podría evitar que haya que aplicar anestesia una vez más, así como pasar dos veces por el proceso de una operación y de su recuperación.

7. Los verdaderos riesgos de la operación.

Photomontage / Shutterstock.com

Como cualquier intervención quirúrgica, la ligadura de las trompas implica los riesgos de la anestesia, o del daño de algunos de los órganos abdominales debido a una mala práctica. Sin embargo, los peligros son muy bajos, según algunas estadísticas, alrededor del 1% de las pacientes pueden padecer complicaciones.

8. La vasectomía es más eficiente y menos riesgosa.

Si de esterilización se trata, está comprobado que el método masculino es mucho más efectivo y menos riesgoso que la ligadura de trompas. En primer lugar, no implica una operación abdominal y tampoco es necesario usar anestesia.

9. Siempre habrá un pequeño riesgo de quedar embarazada.

Diego Cervo / Shutterstock.com

El porcentaje de efectividad de esta operación es del 99.50%, o sea, que siempre queda una ínfima posibilidad de que quedes embarazada, mucho menos que los métodos que no son permanentes. Esto ocurre porque la trompa no queda bien cauterizada y permite el paso del espermatozoide. Algunas estadísticas plantean que 1 de cada 200 mujeres puede estar en esa situación.

10. Un embarazo después la cirugía puede ser riesgoso.

Como ya mencionamos, luego de la ligadura existe una probabilidad de embarazo muy baja. Sin embargo, la ocurrencia de un embarazo puede llegar a ser muy peligrosa. Si el óvulo llega a ser fecundado en el útero, no habrá más problemas que un hijo no deseado. Sin embargo, si este llegara a ser fecundado en las trompas u otro órgano que no sea el útero, será un embarazo ectópico, lo cual implica peligro para la vida de la mujer.

Lightspring / Shutterstock.com

Como puedes ver, seguramente algunas de estas cuestiones eran desconocidas para ti. Existen muchos mitos, y por eso es mejor estar informados, para no tomar decisiones de las que luego nos podríamos arrepentir. Si estás pensando en un método de planificación familiar que te esterilice, es mejor que hables con tu médico, él sabrá recomendarte la mejor opción.

Fuente: Prevention, Rebel Circus

Quizá te interese: 5 Riesgos que las mujeres de más de 40 años deben considerar antes de tener un hijo


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.