ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Intoxicación alimentaria: Sus causas, síntomas, factores de riesgo y las formas de prevención

July 5, 2018 18:30

Una alimentación sana es parte fundamental de nuestras rutinas para mantenernos saludables. Y cuando nos referimos a “mantenernos saludables” no es solamente pensando en el sobrepeso. Resulta que también podemos enfermarnos al ingerir algunas comidas contaminadas, y por eso, hoy queremos hablarte de una condición conocida como intoxicación alimentaria.

¿Qué es la intoxicación alimentaria?

La intoxicación alimentaria es una enfermedad que podemos contraer cuando ingerimos alimentos que se han contaminado con agentes infecciosos, entre los que se encuentran algunos virus, bacterias y parásitos, así como también las propias toxinas que ellos producen.

A diferencia de lo que muchas personas creen, la intoxicación alimentaria no solo ocurre por ingerir alimentos descompuestos. La contaminación puede darse en el momento de la cosecha, la recolección, en el procesamiento, o en la propia casa debido a la mala manipulación o mantenimiento. Por eso, la mala cocción o comer alimentos crudos también puede enfermarnos.

Síntomas de la intoxicación alimentaria.

Al comer alimentos contaminados, nos exponemos a padecer esta enfermedad que es de carácter agudo, o sea, aparece abruptamente y es de corta duración. Entre los principales síntomas que se presentan se encuentran:

  • Fiebre;
  • náuseas;
  • vómitos;
  • diarreas líquidas o con sangre;
  • dolor abdominal y calambres.

Aunque habitualmente esta enfermedad no tiene más complicaciones que los desagradables síntomas, hay varias señales que nos indican que requerimos atención médica. Por ejemplo, cuando tenemos síntomas de deshidratación, cuando pasamos más de tres días con diarreas, cuando la fiebre es superior a los 38 grados o si presentamos síntomas de complicaciones neurológicas, como la visión borrosa, debilidad muscular o calambres y hormigueos en las extremidades.

Principales agentes tóxicos que nos enferman, y los alimentos que los contienen.

Como ya comentamos, la contaminación de los alimentos que nos intoxican puede ser causada por agentes infecciosos como las bacterias, los virus y los parásitos. A continuación, te comentamos los nombres de algunos de ellos, y los alimentos donde se encuentran.

Norovirus: Este virus se encuentra en los alimentos que generalmente comemos crudos, sin embargo, las personas que lo desarrollan también pueden contaminar otro tipo de alimentos si los manipulan. Para eliminarlo es necesario limpiar los alimentos con desinfectantes a base de cloro. Los síntomas pueden aparecer en 12 horas.

Shebeko / Shutterstock.com

Rotavirus:

Este virus es muy parecido al anterior, nos contagia por ingerir alimentos crudos, o si alguna persona contaminada manipula los alimentos que vamos a ingerir. Sus síntomas aparecen 24 horas posteriores a la ingestión.

Giardia lamblia:

Este parásito se puede adquirir fácilmente, ya que se encuentra en aguas y en productos que se comen crudos, como los brotes. Además, las personas infestadas pueden contaminar otro tipo de alimentos si entran en contacto con ellos.

Salmonela:

Esta peligrosa bacteria es una de las que más habitualmente provoca intoxicación alimentaria. Se encuentra en alimentos de origen animal y se adquiere cuando el proceso de cocción no es efectivo y los alimentos quedan crudos o semi crudos. En 24 horas pueden comenzar a aparecer los síntomas.

Kateryna Kon / Shutterstock.com

Clostridium botulinum:

Esta bacteria se caracteriza por desarrollarse y reproducirse en alimentos que son cocinados y mantenidos a muy altas temperaturas, durante tiempos prolongados. Las principales comidas con las que podemos infestarnos son las papas cocidas en aluminio, alimentos en conserva con un mal procedimiento de conservación o conservas hechas en casa. Los síntomas llegan después de las 12 horas posteriores a la ingestión.

Quizá te interese: Recomendaciones a seguir para evitar que el consumo de arroz resulte tóxico para el organismo

Clostridium perfringens:

Esta es otra bacteria, al igual que la anterior, se desarrolla sobre todo en alimentos que permanecen durante mucho tiempo a altas temperaturas, tales como algunas salsas y estofados, sobre todo si son servidos en restaurantes o cocinados en grandes proporciones. Sus síntomas por lo general aparecen después de 8 horas de la ingestión.

Campylobacter:

Esta es una bacteria que se encuentra en las heces de algunos animales, sobre todo las reses. Pueden contaminar las aguas e incluso, puede estar presente en la leche no pasteurizada. Habitualmente los síntomas aparecen después de 2 días de la ingestión.

Escherichia coli:

Esta peligrosa bacteria se encuentra en el tracto intestinal de animales de sangre caliente y generalmente contamina alimentos a través de sus heces. Por eso, el consumo de alimentos mal cocidos o la leche mal pasteurizada pueden provocar la intoxicación con este agente infeccioso. Generalmente aparece 1 día después de ingerir el alimento contaminado.

BigBigbb1 / Shutterstock.com

Listeria:

Esta bacteria puede reproducirse rápidamente sin necesitar mucho calor, y en alimentos con alto contenido de sal. Por ello, muchos embutidos y productos lácteos pueden enfermarnos. Sus síntomas tardan como mínimo 9 horas en aparecer.

Formas de prevención de la intoxicación alimentaria.

1. Las medidas de higiene para entrar en contacto con alimentos son fundamentales. Lávate siempre las manos antes de entrar en contacto con ellos, así como lava los utensilios que uses para cortar o elaborar alimentos crudos.

2. Separa los alimentos que puedan estar contaminados del resto de los que compres.

3. Usa un termómetro para asegurarte de que la temperatura de cocción que usas es la adecuada para evitar que los alimentos cocinados queden crudos.

4. Refrigera los alimentos a lo máximo una hora después de comprarlos, si la temperatura ambiente está por encima de los 32 grados Celsius.

Abhanov Michael / Shutterstock.com

5. Si desconfías de la procedencia de cierto alimento, mejor no lo ingieras, es mejor prevenir.

Factores de riesgo.

Aunque la intoxicación alimentaria no suele representar peligro para la vida, existen ciertas personas que están más expuestas a sufrir síntomas más peligrosos o severos.

Las personas cuyos sistemas inmunológicos no responden con rapidez a los procesos infecciosos están en mayor riesgo, tales como los ancianos, lactantes y niños, y personas que padecen enfermedades crónicas de su sistema inmune.

Las mujeres embarazadas también tienen mayor riesgo, debido a los cambios circulatorios y metabólicos que experimenta durante la gestación. Aunque es muy poca la probabilidad de que un feto se infeste, siempre se deben tomar las precauciones necesarias, pues la listeria en los primeros meses del embarazo puede provocar el aborto espontáneo.

Como puedes ver, no hay precauciones que no puedan ser tomadas. En cuestiones de la salud más vale precaver que tener que lamentar. Comparte con tus amigos y familiares, para que ellos también estén al tanto de esta valiosa información.

Fuente: Mayo Clinic

Quizá te interese: Las semillas de 3 frutas que los adeptos a la vida nunca deben consumir, o morir en el intento


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.