Se negó a casarse con su violador: En los 60, esta valiente italiana peleó para abolir una horrenda tradición

Inspiración

May 4, 2018 17:50 By Fabiosa

Puede parecer un hecho de un pasado muy distante, tal vez de hace varios siglos, y de un lugar que no está en el corazón de occidente como Italia; sin embargo, se trata de un hecho ocurrido en 1966 en la isla de Sicilia. Franca Viola, una valiente joven, se convirtió en ese entonces en la primera mujer italiana en llevar a juicio a una horrible y absurda tradición.

Ella es Franca Viola, quien en el 67, se rehusó de casarse con su violador. Gracias a su valentía, se cambió el código penal y la manera de pensar, convirtiéndose en una referencia para la libertad que nació en Sicilia y sigue vigente hoy en día.

Hasta ese entonces, había una tradición predominante en el sur de Italia en la que si una chica era secuestrada por un hombre y este la violaba, la única manera de recuperar su "honor" era si ella accedía a casarse con su violador. Franca Viola, se opuso a esta tradición antigua y trágica, luego de que ella fuese secuestrada por un hombre por una semana y violada por este en repetidas ocasiones.

Quizá te interese: Mujer de 31 años se quemó la mitad del rostro, pero hizo de su herida una inspiración para todo el mundo

Franca Viola, una chica ordinaria, que en los 60, no solo desafío a la mafia italiana y a las tradiciones locales al rehusarse a casarse con su violador, sino que también reportó el abuso a la policía. "La gente que no rehusa es la que pierde el honor, no aquellos que sufren por esta razón".

Franca, ya había rechazado a su violador y ex-novio en varios ocasiones y el hombre, al sentirse rechazado intentó casarse con ella por la fuerza. Sin embargo, por primera vez en la historia italiana, la tradición fue puesta bajo la lupa de la ley y en un juicio que se hizo mediático en todo el mundo, Viola logró que finalmente la práctica fuese prohibida y el violador y sus ayudantes fuesen encarcelados.

En 1965, con 17 años, Franca Viola se convirtió en la primera italiana que se rehusó a casarse por la fuerza luego de ser violada por su ex-novio. El juicio, fue tal vez el primero en repeler las leyes de matrimonios forzados y muertes por honor, en 1981.

La convicción de la joven siciliana era clara: ella quería casarse con el hombre del que se enamorara y no otra cosa. Al final, la vida se lo regaló y se casó con el amor de su vida, con quien aún hoy vive y tiene dos hijos. Además, el Presidente de Italia le otorgó los máximos honores por sus servicios a la nación.

La lección de esta historia es muy importante, pues aún hay lugares en el mundo en donde estas prácticas no son penadas por la ley, pero el ejemplo de Franca sigue y seguirá siempre vigente. ¡Gracias!

Fuente: The Vintage News, Mashable

Quizá te interese: Este hombre convirtió un desierto en un bosque frondoso de más de 500 hectáreas