Lo detestaban por su tono oscuro de piel. Ahora 200 miembros del Ku Klux Klan son sus amigos

Inspiración

May 30, 2018 00:25 By Fabiosa

Es impresionante y lamentable que, en pleno siglo XXI, todavía tengamos que contar al racismo como uno de los principales problemas de nuestra sociedad. Y es más descorazonador aún, saber que organizaciones como el Ku Klux Klan —cuyo objetivo principal es promover la supremacía de la raza blanca— todavía siguen vigentes y activas.

Sin embargo, gracias a hombres como Daryl Davis podemos tener la esperanza de que esta situación cambie muy pronto. Daryl Davis es un músico profesional, actor y autor afroamericano de 60 años de edad con un pasatiempo digno de alabanza: demostrarle a miembros del KKK lo infundado de sus creencias.

A lo largo de 30 años, Daryl ha logrado que 200 miembros del KKK abandonaran sus túnicas blancas. La primera pregunta que seguramente muchos se harán es cómo logró desvanecer años de creencias infundadas en los miembros de una de las organizaciones más extremistas que hay.

TuckerBlade / Shutterstock.com

La respuesta, en realidad, es muy simple: Daryl busca activamente entender el razonamiento detrás del racismo y trata de, simplemente, escuchar a y hablar con sus miembros. Davis sostiene que el secreto detrás de su éxito es el conocimiento que ha amasado sobre las creencias y costumbres del KKK y que son esos conocimientos comunes lo que da pie a las conversaciones que, con un poco de maña, terminan demostrando que el racismo es una afirmación injustificada.

La misión de este afroamericano comenzó cuando solo tenía 10 años, en un desfile de los boy scouts. Fue durante esta ocasión especial cuando Daryl confrontó el racismo por primera vez al ser el objeto de insultos y botellazos de un grupo de personas blancas como el único niño explorador de color.

Quizá te interese: En pleno siglo XXI, un actor africano sufrió una agresión física debido a su color de piel

Cuando sus padres le explicaron que la actitud violenta de estas personas se debía al racismo, Daryl solo tenía una pregunta: ¿por qué? Al igual que la gran mayoría de las personas, Daryl no podía entender por qué alguien podía odiarlo solo por su color de piel. Durante años, una sola pregunta le daba vueltas a Daryl en la cabeza:

“¿Cómo puedes odiarme si ni siquiera me conoces?”

Cuando los libros no lograron responder su pregunta, Daryl decidió ir directamente a la fuente. Fue así como, a lo largo de 30 años, Daryl cambió el punto de vista de alrededor de 200 miembros del KKK.

Daryl dice que, cuando los miembros del KKK realmente llegan a conocerlo y se convierten en amigos, se dan cuenta de que su odio es completamente infundado. Ese es el momento preciso en el que deciden dejar sus túnicas. Daryl colecciona las túnicas y las guarda en su casa para recordar la mella que ha hecho en el racismo por el simple hecho de sentarse a hablar con tan improbables compañeros.

Sin duda, Daryl Davis es un héroe que ha logrado erradicar la ignorancia y las malas intenciones gracias a la compasión y entendimiento que demuestra.

Fuente: Bored Panda

Quizá te interese: Michelle Obama fue Primera Dama durante 8 años, pero eso no evitó que fuera víctima del racismo