A sus 75 años y sin tener manos ni pies, esta mujer cuida con mucho orgullo a su madre centenaria

Inspiración

August 13, 2018 18:13 By Fabiosa

Cai Dongfeng, de 75 años de edad, vive en una aldea remota en el suroeste de China, donde cuida de su madre de 105 años a pesar de una grave discapacidad. Su historia ha ganado recientemente una amplia atención y ha tocado los corazones de muchas personas a través de Internet.

© Ruptly

Cai nació en la aldea Caicun, en la provincia de Sichuan. Lamentablemente, a la edad de 4 años, sufrió una grave enfermedad que degeneró en una grave discapacidad. Por ello, ambas manos y pies tuvieron que ser amputados, no hubo más remedio para los doctores si querían salvar su vida.

© Ruptly

Por su parte, Cai debió aprender a caminar de rodillas, lo que ha hecho durante muchas décadas desde entonces. Para empeorar las cosas, el padre de Cai murió cuando ella tenía 12 años, por lo que tuvo que dejar la escuela para ayudar a su madre a llegar a fin de mes y cuidar de sus dos hermanas menores.

Nada la detiene.  

© Ruptly

Sin embargo, la discapacidad de Cai nunca le impidió participar en muchos trabajos y actividades a lo largo de los años. Por ejemplo, esta valiente mujer laboró en la oficina administrativa de la aldea durante 20 años, vendió recogedores de polvo puerta por puerta y ha sido operadora de un molino. Además, se ha dedicado a cultivar tierras en el campo.

Para llevar a cabo estas tareas, Cai tuvo que usar zapatos especiales que hizo a su medida para que le quedaran sobre las rodillas. Cada par de zapatos, por lo general, se puede utilizar durante tres o cuatro meses, por lo que hasta la fecha ha gastado más de 200 pares de zapatos.

 

Quizá te interese: Esta señora vivió hasta los 122 años y se convirtió en la actriz más anciana de la historia

 

Debido a su discapacidad, Cai ha permanecido soltera. Después de que sus dos hermanas se casaron, ella se hizo cargo de su madre completamente. Esta gran mujer dijo en una entrevista que no hay necesidad de molestar a sus hermanas ahora, ya que ellas también están envejeciendo y les cuesta valerse por sí mismas.

© Ruptly

Cai y su madre reciben varios subsidios especiales y seguro social, por lo que no tienen problemas para sobrevivir. El único problema de Cai es que ella también está envejeciendo, y dice que su madre ahora pierde los estribos con mucha más frecuencia que en el pasado.

Cuando se le contó a esta valiente mujer que su historia había sido ampliamente difundida en internet dijo lo siguiente:

No es gran cosa. Ella es mi madre. Ella me dio la vida y me crió. ¿Quién puede cuidar de ella sino yo?

Una residente de China, Cai Dongfeng, perdió sus manos y pies a los 10 años. Ahora tiene 75 años y cuida de su madre de más de 100 años. Cai tiene dos hermanas menores y, desde los 12 años, cuidó de ellas luego de que su padre murió. Ahora, las hermanas viven lejos y, según Cai, sus vidas están llenas de dificultades. A pesar de sus limitaciones, la mujer trabaja a diario, prepara la comida, alimenta a su madre, le da su medicina y se encarga de las labores del hogar. 

En definitiva, la historia de esta mujer puede parecer muy triste, pero al analizarla con detenimiento no cabe duda de que su vida es un ejemplo de fortaleza, disciplina, trabajo duro y de amor incondicional hacia los padres.

Fuente: Viralistas

Quizá te interese: Le robaron su amada bicicleta a este anciana de 89 años...no podrás creer lo que hicieron sus vecinos